Salud y Familia

Diseñan dispositivo para curar la migraña

Investigadores del Centro Médico Wexner (WMC), de Ohio, en Estados Unidos, probaron con éxito un neuroestimulador que se implanta en el maxilar —hueso de la cara— y bloquea el dolor que produce la migraña primaria o cefalea de racimo.

Por Redacción Buena Vida

Científicos ensayan un dispositivo que bloquea la cefalea en racimo, la más dolorosa de las migrañas primarias. (Foto Prensa Libre: EFE)
Científicos ensayan un dispositivo que bloquea la cefalea en racimo, la más dolorosa de las migrañas primarias. (Foto Prensa Libre: EFE)

Este tipo de dolor de cabeza es el más común de las migrañas y se caracteriza por producir dolor intenso en la sien, el rostro, las órbitas de los ojos y el cuello. De acuerdo con Bayer Health Care, ocurre de manera repentina y dura entre 15 y 180 minutos. Este episodio puede repetirse cada dos días.

Algunos de los factores que desencadenan este tipo de cefalea son el consumo de alcohol, el exceso de iluminación y el estrés.

Actualmente quienes padecen esta enfermedad, que muchos catalogan como una verdadera pesadilla, tratan los síntomas con medicamentos de administración oral, subcutánea o intranasal.

La buena noticia es que científicos del WMC efectuaron con éxito la primera cirugía en la que se implantó un neuroestimulador que alivia considerablemente estas molestias que afectan la vida cotidiana y laboral de los pacientes.

“La cefalea en racimo es una de las condiciones de dolor crónico más graves e incapacitantes, por lo que es importante tener en cuenta todas las opciones para ayudar a estos enfermos”, dijo el neurólogo Ali Rezai, director del programa de Neurociencias del WMC.

¿En qué consiste?

Durante una cirugía ambulatoria se insertó en varios pacientes el dispositivo neuroestimulador miniaturizado ATI, a través de una incisión en la encía del lado del rostro que más afecta el dolor.

El neuroestimulador, que tiene el tamaño de una almendra, activa el ganglio esfenopalatino SPG —conjunto de nervios que se encuentran detrás de la nariz—, para controlar y reducir la cefalea.

cefalea1.jpg

El neuroestimulador, del tamaño de una almendra, se implanta en el maxilar y se activa con un control remoto (Foto Prensa Libre: EFE).

Este sistema se completa con un control remoto que permite al paciente graduar la estimulación del SPG cuando surge la migraña. Esto es importante, puesto que no todas las migrañas afectan de igual manera.

“Con una incisión de unos dos centímetros de largo, insertamos el dispositivo y luego lo situamos en la parte posterior del seno maxilar o seno de la mejilla, el área donde se halla el ganglio SPG. Es tan pequeño que ni siquiera se siente”, explicó el cirujano Perter Larsen.

“Cuando los pacientes comienzan a sentir una migraña en racimo, aproximan el control remoto a su mejilla para activar el estimulador que bloquea las señales de dolor”, comentó Rezai.

data13737914.jpg

Imagen del control remoto que se activa cuando ocurre el intenso dolor de cabeza. (Foto Prensa Libre: EFE).

El aparato no tiene baterías internas u otras estructuras que necesiten ser removidas de manera rutinaria, por lo que se puede quedar ahí para siempre, si la persona lo desea.

Antes de que salga a la venta, el neuroestimulador será probado en 120 pacientes. Se estima que podrá comercializarse en el 2017.