Salud y Familia

Diviértase y juegue con tiernos monos araña

En el Zoológico Minerva de Quetzaltenango los visitantes ahora pueden tener un acercamiento educativo y de entretención con ocho simpáticos primates.

Por María José Longo

Los visitantes del Zoológico Minerva, en Quetzaltenango, pueden acariciar, darles de comer o abrazar a los monos araña. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Los visitantes del Zoológico Minerva, en Quetzaltenango, pueden acariciar, darles de comer o abrazar a los monos araña. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

El Zoológico Minerva de Quetzaltenango brinda una experiencia única a niños y adultos, quienes, además de admirar el comportamiento de los monos araña, pueden convivir y recibir un abrazo de uno de estos juguetones primates. 

Los visitantes del zoológico disfrutan viendo cómo estos animales cuelgan del árbol, comen, juegan y se columpian con la cola, pero con la “experiencia con los monitos araña”, como la llaman los voluntarios, pueden interactuar con alguno de los integrantes del grupo de ocho monos: un macho alfa, cinco hembras y dos crías.

Este año, por primera vez el grupo de voluntarios Amigos del Zoológico organizó esta actividad en la que antes solo participaban aspirantes a voluntarios. “La gente ha respondido bastante bien porque no es una experiencia que se pueda tener a menudo en Guatemala. Además, es una manera de recreación sana y educativa”, indicó Ismael Reyes, voluntario desde hace ocho años.

Respeto a los animales

Esta actividad tiene la finalidad de sensibilizar a la población sobre el respeto a los animales, promover la educación ambiental, generar ingresos para mejoras la infraestructura del zoológico y atención de los animales que alberga. Los voluntarios apoyan distintas actividades como Una aventura nocturna, Cómo se alimenta a los animales y Monos VIP.

Para los niños que participan en esta actividad, es una oportunidad para darse cuenta de que se trata de una especie mansa, a pesar que es salvaje. “Son muy cariñosos y amigables, no hacen daño y además son inteligentes”, dijo Miguel Batz, uno de los visitantes.

Recinto del grupo de ocho monos araña que son una de las atracciones principales del zoológico altense. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Recinto del grupo de ocho monos araña que son una de las atracciones principales del zoológico altense. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Adaptar la convivencia entre los monos y los visitantes les llevó varios años a los voluntarios. “Cualquier comportamiento agradable o asertivo de los animales es reflejo de cómo se les trata, ya sea si son silvestres o domésticos. Si tenemos cuidado y no se sienten amenazados, no serán agresivos. Tuvimos que comprender su comportamiento y si se sienten cómodos para relacionarse con las personas”, exponen los voluntarios.

Hábitos 

Contrario a lo que generalmente se piensa, la dieta de esta especie de primates es variada, puesto que son alimentados con bananos, ensalada de frutas como sandía, melón y papaya, además de fresas, uvas, manías, maíz y huevo duro, el cual les gusta mucho. La combinación de estos alimentos los ayuda a mejorar su estado de ánimo, a mantener una salud bucal óptima y un pelaje sano. Los animales siempre son atendidos por zootecnistas y veterinarios expertos en primates.

Hace tres años, con el apoyo de voluntarios y otras personas, se instaló calefacción en las cuevas, así como un árbol artificial del recinto, para mejorar el ambiente en las noches.

Estas medidas propiciaron el proceso de reproducción, al haber nacido dos crías, lo que beneficia a esta especie que está en peligro de extinción.

Así puede interactuar con los monos araña:

  • Se permite el ingreso al recinto a niños mayores de 8 años.
  • Llamar al teléfono del zoológico, 7763-7807, o al de los voluntarios, 55719-284.
  • Los visitantes reciben una charla informativa, firman hojas de términos y condiciones y donan Q50