Salud y Familia

El helado puede ser parte de una dieta saludable

El helado, además de delicioso, proporciona nutrientes de excelente calidad y puede formar parte de una dieta saludable, siempre y cuando se consuma de manera ocasional y en porciones moderadas.

Por Redacción Buena Vida

El helado de leche o yogur aporta minerales y proteínas de alto valor biológico.
El helado de leche o yogur aporta minerales y proteínas de alto valor biológico.

Refrescante, dulce y nutritivo, un helado aporta entre 200 y 400 kilocalorías y aunque su gran carga energética ha hecho que muchos lo eliminen de la dieta, consumirlos aporta múltiples beneficios para la salud.

Cuando se consume un helado se aporta al organismo grandes cantidades de calcio, vitamina D y proteínas de alto valor biológico, gracias a la leche que forma parte de su composición.

Una ración normal de helado hecho con una base láctea (de leche o de yogur) cubre hasta el 15 por ciento de los requerimientos diarios de calcio.

Además, debido al azúcar, la miel o la glucosa que se emplea para elaborarlos, son una estupenda fuente de energía, adecuada para combatir el agotamiento que producen las altas temperaturas. Los helados también son una gran fuente de hidratación, ya que uno de sus principales ingredientes es el agua.

Los expertos en nutrición aseguran que, consumido de manera ocasional, el helado puede formar parte de la dieta sin que esto implique subir de peso. Cualquiera alimento que se consuma adecuadamente, sin caer en excesos, jamás perjudicará la salud.

Además, dada la diversidad en los consumidores, hoy los helados son elaborados con grasas de origen vegetal, con leche desnatada, con un menor contenido en azúcares o reducido en grasas.

No son una fuente de calorías vacías, debido a que contienen las proteínas y vitaminas de la leche o del yogur, por lo que pueden ser un postre o refacción completa, especialmente para los niños. Tampoco es cierto que sean causantes de resfriados.

Se recomienda degustarlo solo, y no con ingredientes adicionales como chispas de chocolate, dulces, jalea o crema batida, porque solo aportan más azúcar e impiden disfrutar del sabor del helado.

Composición nutricional por 100 gramos:

  • Kcal: 184
  • Hidratos de carbono: 25.4 g.
  • Proteínas: 4.5 g.
  • Grasas: 7.8 g.
  • Agua: 60 g.
  • Fibra: 0 g.