Salud y Familia

Cinco enfermedades que afectan a los guatemaltecos

Cada 7 de abril la Organización Mundial de la Salud (OMS), conmemora el Día Mundial de la Salud, fecha oportuna para recordar la importancia de adoptar un estilo de vida saludable y llevar controles preventivos para tener una buena calidad de vida.

Por Sandra Vi

Las enfermedades respiratorias afectan al pulmón y/o a las a las vías respiratorias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las enfermedades respiratorias afectan al pulmón y/o a las a las vías respiratorias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Datos del Ministerio de Salud dan a conocer los cinco padecimientos que más afectan a los guatemaltecos.

La buena noticia es que son prevenibles si se detecten en una etapa inicial y se toma al pie de la letra los medicamentos.





La neumonía —infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones—, es  común  en menores de 5 años y personas de la tercera edad.

Los síntomas son: fiebre alta, escalofríos, dolor intenso en el costado afectado del tórax, tos y expectoración. 

Así la puede prevenir: lavarse las manos regularmente, limpiar las superficies que se tocan con frecuencia, cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable o la parte interior del codo o la manga al toser o estornudar entre otros.

El Infarto agudo al miocardio se debe entre muchos aspectos,  a una mala alimentación, inactividad física, consumo de tabaco y alcohol. Entre los síntomas están: dolor intenso en el pecho, malestar general, mareo, náuseas y sudoración.

Síntomas: dolor de pecho en el centro o a los costados, también puede extenderse o presentarse en el brazo izquierdo, cuello,  abdomen o espalda.

Así lo puede prevenir: Llevar un estilo de vida saludable, practicar ejercicio por un mínimo de 30 minutos, evitar el consumo de tabaco, verificar y controlar el riesgo cardiovascular, medirse la tensión arterial, los lípidos en la sangre y el azúcar en la sangre.

La diabetes ocurre porque  los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos.  Hay dos tipos. Tipo 1, —el cuerpo no produce insulina— y Tipo 2 que es  la más habitual y se caracteriza porque el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Síntomas: sed intensa, orinar frecuentemente, aumento de apetito,  aumento o baja de peso sin motivo aparente, entre otros.

Así la puede prevenir:  llevar un estilo de vida saludable, practicar ejercicio por un mínimo de 30 minutos, evitar el consumo de tabaco, hacerse pruebas de glucosa una vez al año.

La diabetes se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La diabetes se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Para evitar la diarrea -evacuaciones constantes en las cuales se eliminan los minerales y nutrientes del organismo— hay que lavarse las manos antes de manipular alimentos, evitar comer en los puestos que hay en la calle, lavar y cocer bien las verduras.

Consecuencias: deshidratación incipiente, moderada y grave.

Así la puede prevenir: lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, hervir durante 20 minutos el agua para beber o consumir agua embotellada, lavar frutas y verduras con agua y jabón, consumir únicamente alimentos bien cocidos o fritos, preparados higiénicamente.

Casi todo el mundo padece de diarreas de vez en cuando pero si se presenta repentinamente y dura más de dos días es necesario acudir al médico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Casi todo el mundo padece de diarreas de vez en cuando pero si se presenta repentinamente y dura más de dos días es necesario acudir al médico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La hipertensión es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial.  El incremento de esa puede ocasionar infartos.

Síntomas: dolores de cabeza, taquicardia, ansiedad y estrés. 

Así la puede prevenir:disminuya el nivel de sal en la preparación de sus comidas. Evite los alimentos salados, reduzca al mínimo las grasas animales de su dieta y hágala rica en verduras, legumbres, fruta y fibra, no fume y evite los ambientes contaminados por humo de tabaco y modere el consumo de bebidas alcohólicas.