Salud y Familia

Estos son los destinos para disfrutar un shuco en la ciudad

Están ahí, en las calles, en las carretillas o en restaurantes más exclusivos: nos referimos a los  shucos, uno de los platillos guatemaltecos preferidos de los amantes de la comida rápida.

Por José Andrés Ochoa / Guatemala

Por su sabor y distinta forma de preparación, los shucos, una versión guatemalteca de los shucos, son uno de los alimentos más populares (Foto Prensa Libre: José Andrés Ochoa).
Por su sabor y distinta forma de preparación, los shucos, una versión guatemalteca de los shucos, son uno de los alimentos más populares (Foto Prensa Libre: José Andrés Ochoa).

Ya sea a la hora del almuerzo, la cena, incluso como desayuno o refacción, este emparedado se caracteriza por la rapidez con la que se prepara y por su bajo precio, en la mayoría de casos. 

Luis Pedro García, de 24 años de edad,  es un estudiante de arquitectura  fanático de los shucos y los consume con frecuencia. “Desde que era pequeño me han gustado. El panito tostado, la carnita asada o adobada, embutidos y guacamol... cómo no te puede gustar eso”, dice.

Los shucos también son una alternativa de comidas de bajo costo. Santiago Nájera, administrador de empresas, está acostumbrado a pagar Q10 por su pan favorito: el de salchicha y chorizo “con todo”, que incluye todos los condimentos.



Home


Las recomendaciones

  • Especiales

En algunas ventas de shucos se sirven panes especiales, los cuales pueden traer ingredientes únicos o ser panes de 30 centímetros, para los más hambrientos (Foto Prensa Libre: José Ochoa).
En algunas ventas de shucos se sirven panes especiales, los cuales pueden traer ingredientes únicos o ser panes de 30 centímetros, para los más hambrientos (Foto Prensa Libre: José Ochoa).

En la zona 5, a un costado la calle Mariscal Cruz,  los shucos del Campo Marte esperan  la visita de los deportistas, estudiantes o personas que pasan por ese sector.

Uno de los panes más famosos es el súper especial,  también conocido como Transmetro, un emparedado de 30 centímetros que incluye  varios embutidos  —salchicha, tocino, salami y longaniza—, queso, guacamol y otros ingredientes. Si el cliente lo prefiere, puede añadir carne de res asada.

Su precio es de Q20, pero el valor sube conforme se solicitan más complementos.

  • Con carne

Una de las principales ventajas del shuco es la posibilidad de incluir una cantidad variada de embutidos, siempre que el pan se pueda cerrar (Foto Prensa Libre: José Ochoa).
Una de las principales ventajas del shuco es la posibilidad de incluir una cantidad variada de embutidos, siempre que el pan se pueda cerrar (Foto Prensa Libre: José Ochoa).

Los "shukos" de carne asada —y embutidos— son una versión especial  pero más costosa.    Lleva  chimichurri. También se le puede agregar  pimienta y salsas picantes.

Se sirven en los locales ubicados en Plaza Futeca, zona 14; y Majadas, zona 11.

  • Con condimentos

El repollo cocido, con codimentos, bien picado y servido dentro del pan es uno de los ingredientes más característicos (Foto Prensa Libre: José Ochoa).
El repollo cocido, con codimentos, bien picado y servido dentro del pan es uno de los ingredientes más característicos (Foto Prensa Libre: José Ochoa).

El repollo es una de los ingredientes clásicos del shuco. Cocido y cortado en tiras. Algunos  también llevan cebolla, un ingrediente que  combina perfectamente con el repollo, el guacamol, las carnes y los aderezos.

La salchicha —ingrediente tradicional— puede mezclarse con otros embutidos.  La base de guacamol es algo que no puede faltar. 

La caseta del Chino,  zona 13, ofrece desde el pan básico hasta especiales y mixtas —con tortilla de maíz—. No hay que  abusar de la cantidad de salsa, mayonesa o mostaza.

Consejos

Para muchos, los shucos tienen un sabor excepcional, pero deben consumirse con moderación para no poner en riesgo la salud.

“Recordemos que los embutidos contienen altas cantidades de sodio, algo que es perjudicial para las personas con hipertensión”, dice la nutricionista Alejandrina Sosa.

La ketchup, que contiene mucha azúcar, puede ser dañina para quienes padecen diabetes. “La mayonesa aportan grandes contenidos de colesterol”, agrega Sosa.

Dependiendo del tamaño y de la cantidad de ingredientes y aderezos, un shuco tiene entre 300 y 700 calorías.