Salud y Familia

Estudio aclara algunas dudas sobre la diabetes

Si se toma en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud, para el 2030 la diabetes  será la séptima causa de muerte en el mundo, es importante concienciar a la población sobre la prevención de esta enfermedad crónica.

Por Cristian Noé Dávila

Los pacientes con diabetes deberían controlar todos los días sus niveles de glucosa en la sangre, aunque se sientan bien física y emocionalmente.
Los pacientes con diabetes deberían controlar todos los días sus niveles de glucosa en la sangre, aunque se sientan bien física y emocionalmente.

“La morbilidad de la diabetes va en aumento en Latinoamérica; sin embargo, todavía existe mucha desinformación, especialmente en cómo debe tratarse”, dijo ayer el endocrinólogo Luis Alberto Ramírez, durante El Consultorio, que se transmite por www.prensalibre.com.

El principal problema es que muchas personas padecen diabetes pero no lo saben, hasta que la dolencia tiene un estado avanzado, dijo Ramírez.

“Recordemos que el 90 por ciento de los casos corresponde a la tipo 2, cuyo factor de riesgo es el inadecuado estilo de vida,  por ejemplo,  malos hábitos alimenticios y falta de actividad física”, enfatizó el profesional y agregó que los pacientes con diabetes pueden llevar una vida normal si siguen las recomendaciones de su médico.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra mañana, la compañía Janssen presenta un estudio que muestra las dudas más comunes que tienen los diabéticos de Guatemala, Brasil, Colombia, México y Argentina. Aquí se incluyen algunas inquietudes.

¿Los fármacos me harán subir de peso?

Quienes toman medicamentos de última generación  no aumentan de peso, al contrario, estos ayudan a mantener el  adecuada. “El paciente debe solicitar a su médico que le oriente respecto de cómo actúan estos fármacos”, dijo el endocrinólogo Luis Alberto Ramírez.

¿Todos son iguales?

Según Janssen, el 33 por ciento de los encuestados guatemaltecos piensa que todos los fármacos para tratar la diabetes son iguales. “Esto no es cierto;  hay varias  opciones que responden a necesidades específicas del paciente. Estos también se recetan de acuerdo con el  organismo de cada quien”, dijo Ramírez.

¿Funciona lo natural?

Aunque el 16 por ciento de los participantes tiene claro de que no hay evidencia científica que avale las terapias alternativas contra la diabetes, el uso de los remedios naturales es la cuarta razón por la cual los pacientes no toman los fármacos prescritos. “El tratamiento médico nunca debe sustituirse”, dijo Ramírez.

¿Hay  mucha información?

El 69 por ciento de los guatemaltecos encuestados considera que hay mucha información sobre la diabetes, pero el 15 por ciento no sabe si los datos que encuentra en internet son creíbles. “La principal fuente de información siempre tiene que ser un médico. No se deben seguir consejos de familiares o amigos porque cada organismo es diferente”, afirmó Ramírez.

¿Si ya me siento bien?

El 93 por ciento de los encuestados piensa que si no hay síntomas la enfermedad está bajo control, mientras que el 25 por ciento cree que si no hay molestias puede dejar de tomar los fármacos. “La terapia médica nunca debe abandonarse, puesto que una persona puede sentirse bien, pero eso no significa que la diabetes haya desaparecido”, explicó Ramírez.

¿La insulina hace daño?

De acuerdo con Ramírez, los pacientes creen que la insulina los dejará ciegos o les provocará alguna adicción, lo cual no es cierto. “Esta es una hormona que todos producimos, pero los pacientes con diabetes tienen dificultad para hacerlo, por lo que también pueden inyectársela”, agregó.

¿Necesito dieta y ejercicio?

El 56 por ciento de los  participantes piensa que los fármacos son suficientes para tratar la diabetes, por lo que descuidan su dieta y evitan la actividad física. “La fórmula para controlar la enfermedad es la unión de medicamentos, nutrición saludable y ejercicio”, recomendó Ramírez.

El olvido no es excusa

El 53 por ciento de los encuestados admitió haber olvidado tomar sus medicamentos más de una vez, sobre todo porque son muchas. Es mejor prescribir fármacos   que se administren una vez a la semana, pero si no es posible, llevar un horario para evitar olvidos.