Salud y Familia

Inevitable proceso puede controlarse

Las afecciones de la tercera edad pueden retardarse con hábitos saludables y chequeos médicos constantes.

Por Yadira Montes

El envejecimiento humano es un proceso que se caracteriza por la pérdida progresiva de las capacidades cognitivas y físicas, entre estas la masa muscular.

La fragilidad está asociada a la edad avanzada y actúa sobre el plano biológico; sin embargo, este desgaste puede sobrellevarse por medio del ejercicio y un estilo de vida saludable.

La sarcopenia es uno de estos procesos naturales del envejecimiento, y es la pérdida involuntaria de masa muscular esquelética, que se produce a medida que avanza la edad. Esta declina a partir de los 40 años, cuando se pierde un ocho por ciento de masa muscular.

“Para el envejecimiento no existe prevención, pero si se adquieren hábitos saludables como realizar actividad física, disminuirá la pérdida de masa muscular y por ende la sarcopenia, que incrementa el riesgo de caídas y fracturas, lo cual aumenta la vulnerabilidad de las lesiones”, explicó el geriatra Josué Avendaño, durante el programa El Consultorio, que se transmite por www.prensalibre.com.

Según el experto, la disminución de la actividad física es una causa importante de la sarcopenia, por esa razón la prevención y el tratamiento de la fragilidad se centra en ella.



Utilizar pesas es una de las sugerencias del geriatra para fortalecer los musculos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Utilizar pesas es una de las sugerencias del geriatra para fortalecer los musculos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).


La Organización Mundial para la Salud (OMS), enfatiza que la actividad aeróbica mejora la función cardiovascular, la capacidad de resistencia y la acumulación de masa muscular mínima, por lo que un programa regular de ejercicios para el adulto mayor debe incluir aeróbicos y entrenamiento de resistencia para prevenir y revertir la sarcopenia.

Causas

  • La poca ingesta de alimentos ricos en calcio, vitamina D y  aminoácidos.
  • La desnutrición  genera una pérdida de masa muscular considerable.
  • Los estilos  de  vida con baja actividad física  (sedentarismo) privan  al músculo de uno de sus principales estímulos ambientales para mantener la masa muscular y sus funciones.

Señales

  • El adulto  mayor se siente fatigado con facilidad.
  • Tiene pérdida  de peso mayor a las 10 libras por año.
  • Disminuye su  velocidad al caminar.
  • Presenta problemas  para movilizarse.

Etapas

  • Presarcopenia. Implica   únicamente la pérdida de masa
  • muscular.
  • Sarcopenia. Pérdida  de masa acompañada de una disminución de la fuerza muscular  o de la funcionalidad del músculo.
  • Sarcopenia severa.  Es la pérdida de las tres variables: masa fuerza y funcionalidad.

Prevención

  • El adulto  mayor debe consumir alimentos altos en aminoácidos, vitamina D y calcio.
  • También necesitan practicar ejercicios de resistencia progresiva para estimular la formación de masa
  • muscular.
  • Levantar pesas, subir y bajar escaleras,  cargar las bolsas de supermercado, son algunos ejercicios sencillos y prácticos que ayudarán a mantener la masa muscular.
  • La actividad  física debe ir acompañada de una ingesta de proteínas de origen animal.
  • Llevar un  control médico constante.