Salud y Familia

Comer sano y divertirse durante las vacaciones

En estos meses de descanso resulta ideal que los chicos se entretengan preparando comida saludable junto a sus padres.

Por Redacción Buena Vida

Los niños pueden aprovechar estas vacaciones para conocer los alimentos más saludables prepararlos junto a los padres.
Los niños pueden aprovechar estas vacaciones para conocer los alimentos más saludables prepararlos junto a los padres.

Ahora hay más tiempo para explicarles a los niños cuáles alimentos son beneficiosos para su salud, y cómo preparárlos de manera atractiva.

La doctora en Nutrición, Milagro Mora, de Dos Pinos, explica que si durante los últimos meses los padres velaron por que los niños llevaran en sus loncheras la mejor refacción, en vacaciones se deben de elegir los mejores productos para que en esta época de descanso y recreación la alimentación sea la más adecuada.

Es importante que los encargados de la alimentación de los pequeños tomen buenas decisiones, ya que no se trata de preparar lo primero que se venga a la mente para salir del apuro.

Por eso se recomiendan las siguientes actividades:

  • Ir al supermercado con los hijos, permitirles escoger las frutas y alimentos de su preferencia, para luego cocinarlos juntos, siempre y cuando sean saludables.
  • Asignar tareas, como lavar verduras y frutas, medir cantidad de los alimentos adecuada y mezclar los ingredientes.
  • El ejemplo hace la diferencia, por lo que los padres deben llevar una dieta sana para que sus hijos los imiten.
  • Establecer cinco horarios de comida y respetarlos.
  • Combinar dos grupos de alimentos siempre es bueno; por ejemplo, lácteos con una fruta en un batido de leche o yogur bajos en grasa.

A continuación, se proponen estas refacciones saludables que se pueden preparar con los hijos:

  • Sándwich de queso, lechuga y tomate + una fruta + agua.
  • Barrita de granola + cajita de leche descremada + una fruta.
  • Paquete de galleta soda + queso blanco en trocitos + jugo de manzana 100 por ciento natural.
  • Paquete de galletas de avena + yogur bajo en grasa + una fruta + agua.
  • Tortilla de trigo integral con queso y frijoles + jugo de uva 100 por ciento natural.
  • Sándwich de queso, jamón bajo en grasa, + fruta + agua.
  • Sándwich de jamón bajo en grasa y queso crema bajo en grasa + cajita de leche descremada + una fruta.

Las vacaciones ya no serán aburridas, ya que al involucrar a los niños en actividades del hogar, serán conscientes de la importancia de una adecuada alimentación.

Esto sin olvidar realizar actividad física diaria al aire libre y no pasar el día en casa sentado frente al televisor.