Salud y Familia

La investigación les apasiona

Desde Hipatía de Alejandría —que  vivió entre los siglos IV y  V—,  considerada la primera mujer que hizo importantes contribuciones científicas —específicamente a las Matemáticas y la Astronomía—, muchas mujeres han destacado en las diferentes ramas de la ciencia, y Guatemala no se queda atrás a nivel global.

Por Redacción Buena Vida

Las mujeres tienen un papel fundamental en el mundo de la ciencia.
Las mujeres tienen un papel fundamental en el mundo de la ciencia.

El 15 de diciembre del 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 11 de febrero de cada año Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para promover la participación plena e igualitaria de las mujeres y las niñas en educación,  capacitación, empleo y  procesos de adopción de decisiones científicas.

En este espacio se presentan algunas de  las profesionales guatemaltecas que han destacado en diferentes áreas del conocimiento  por sus  méritos profesionales y aportes investigativos.

Genética

Claudia Carranza, del Instituto de Investigación en Enfermedades Genéticas y Metabólicas, recibió en el 2015  el galardón de la Academia de Ciencias para el Mundo en Vías de Desarrollo. Su primera incursión fue  desarrollar la hematoncología, al centrar  su investigación en el estudio de genes y alteraciones en cromosomas  en distintos tipos de leucemia. Entre sus proyectos investigativos está la sordera de origen genético y el riesgo genético del desarrollo de trombosis venosa.





Bioquímica

Por sus investigaciones para comprender cómo se transmiten enfermedades tropicales, la doctora  en Bioquímica Carolina Barillas-Mury recibió el premio Sanofi-Pasteur en el 2013, e ingresó en el 2014 en la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU., uno de los honores más altos para un científico en ese país. Es jefa de la Sección de Inmunidad del Mosquito y Competencia Vectorial del Laboratorio de Malaria y Biología de Vectores en el Instituto Nacional de Salud de EE. UU.





Química

La doctora Aída Cifuentes desarrolló un medicamento para contrarrestar los síntomas de la menopausia, sin efectos secundarios, el  Estrogen-Aid. Tiene dos inventos patentados y cinco desarrollados. Ha ganado varios galardones como el  Premio Nacional de Mujer Destacada Doña Dolores Bedoya de Molina, medalla a Profesional Distinguido, del Colegio de Farmacéuticos y Químicos de Guatemala, y Premio Nacional de las Innovaciones para el Desarrollo Humano Ideass.





Farmacia natural

La doctora Sully Margot Cruz se ha dedicado a la investigación de productos naturales para sustituir a los sintéticos, con el fin de encontrar fuentes alternativas que fomenten el uso sostenible de la especie en beneficio de las comunidades y así aprovechar la biodiversidad del país. Se ha centrado en la investigación  de las propiedades benéficas de plantas como el laurel, calahuala y  mangle rojo.  Ha recibido varios reconocimientos y es catedrática de la Usac.





Epidemiología

La doctora Celia Cordón tiene más de 20 años de experiencia en la conducción de estudios científicos en enfermedades infecciosas, en especial sobre   biología, ecología, epidemiología y control de enfermedades como malaria, mal de Chagas, virus del Oeste del Nilo y otros   arbovirales.  Es directora del Centro de Estudios en Salud del Instituto de Investigaciones de la Universidad del Valle de Guatemala. Ha participado en 30 estudios. Recibió la medalla del Concyt en el 2006.





Farmacia

La doctora Amarilis Saravia es investigadora, fundadora y presidenta de la Comisión Nacional para el Aprovechamiento de Plantas Medicinales. Creó el  Bioterio Doctora Amarillis Saravia Gómez,  en mayo del 2014, un espacio para la labor científica y único en Centroamérica.  Fue consultora en   plantas medicinales de la Organización Mundial de la Salud. Ha recibido varios premios y es fundadora de la Asociación de Mujeres Científicas de Guatemala desde el 2000.





Arqueología

La doctora Marion Popenoe V. de Hatch es una de las arqueólogas más reconocidas en Guatemala, por su  contribución al conocimiento de las antiguas poblaciones del territorio nacional y  por ser pionera en la formación de muchos estudiantes.   Sus aportes han sido fundamentales en la Costa Sur. En la región del Pacífico ha trabajado en los sitios de Monte Alto, La Blanca, El Bálsamo, Salinas Tilapa, Marinalá, El Baúl y Tak’alik Ab’aj. Recibió la medalla 2012 del Concyt.





Botánica

Elfriede Pribik de Pöll tiene un doctorado en Botánica por la Universidad de Viena  (1947) y es magíster en Ciencias Naturales (1965) de esa casa de estudios. Es austriaca, pero reside en Guatemala desde 1957. Ha recibido varios reconocimientos y publicado varias obras de investigación científica. Ha sido docente desde 1960 de escuelas y facultades. Es catedrática de  Etnobotánica en la Universidad del Valle de Guatemala. Se le otorgó la medalla 2013 del Concyt.