Salud y Familia

Cómo podemos alcanzar la felicidad 

Siempre estamos en una queja constante contra la vida: “Si hubiera nacido en una familia acaudalada”, “si mis hijos fueran otros”, “sí mi esposa no tuviera mal carácter”, “si trabajara en el banco x”, “por qué no estudié X carrera”...

Por Antonio Rivera*

El hecho de poder respirar, vivir y amar debe hacernos sentir plenamente felices.
El hecho de poder respirar, vivir y amar debe hacernos sentir plenamente felices.

Todas estas protestas no resuelven nada, ni le aportan luz a nuestra existencia, perdemos valioso tiempo realizando estas lamentaciones, acusando a la vida, a los antepasados, a Dios y a otros por no concedernos mayores ventajas en la vida.

¿Por qué no vivimos el hoy?, ¿Por qué no enfrentamos la realidad tal como es, como nos ha tocado vivirla? y lo que es más, ¿por qué no disfrutamos la vida y valoramos ese tesoro valioso que poseemos, el hecho de estar vivos y sentir su néctar?

Cuando alguien ante nuestros ojos da muestras de felicidad, o bien expresa no tener mayores penas, lo criticamos y nos preguntamos: "¿Feliz de qué?”.





Yo le sugiero, si este es su caso, que cambie de actitud, póngase positivo, disfrute de lo más elemental que nos sucede: Respirar, caminar, degustar los sabrosos alimentos, observar un amanecer, sentir el aroma de una flor…

Ese regalo que tenemos, la vida, hay que apreciarlo. No debemos desperdiciar el tiempo en celos, envidias, enojos, obsesiones, rencores porque esto causa infelicidad en nosotros y en quienes nos rodean.

Además, no se complique con problemas de la vida, ni se atormente de ellos, ni pierda el tiempo buscando culpables,

recuerde que nosotros somos los responsables de buscarnos problemas.





Goce, ría, no se complique, sea práctico y desarrolle la grandeza que hay dentro de usted. La mejor herencia que puede dejar a sus hijos y seres queridos es el ejemplo de persona realizada, dueña de sí misma, equilibrada emocionalmente, que no se complica la existencia, y sobre todo que goza de paz interior, tranquilidad y claridad.

Si usted quiere dejar una huella positiva en sus seres queridos disfrute la vida, sea feliz.

*Psicólogo, escritor y poeta