Salud y Familia

Las mascotas quieren una feliz Navidad

Los preparativos y prisas de las celebraciones de fin de año pueden hacer que los amos  se olviden de los cuidados habituales de sus mascotas, las cuales, como parte de la familia, merecen la atención debida para prevenir incidentes.

Por Brenda Martínez

A perros y gatos les causa ansiedad y estrés los juegos pirotécnicos por lo que hay que resguardarlos de estos ruidos.
A perros y gatos les causa ansiedad y estrés los juegos pirotécnicos por lo que hay que resguardarlos de estos ruidos.

Uno de los aspectos más importantes que se deben considerar en esta  época es no regalar animales, a menos que se le consulte a quien lo recibirá si está dispuesto a hacerse responsable de ellos para darles una buena calidad de vida y evitar abandonos,  explicó ayer la médica veterinaria Claudia Hernández, en El Consultorio, de prensalibre.com. 

“De los animales que se regalan, más del 30 por ciento son abandonados a los pocos meses”, lamentó Hernández, quien recomendó adoptar en vez de comprar para darle así una segunda o tercera oportunidad a un perro o un gato, sin importar su raza o edad.

Si la familia saldrá de viaje y no puede por algún motivo dejar a la mascota en casa, existen hospedajes especializados para ese fin, pero es fundamental conocer sus reglas, hábitos de higiene y alimentación, para que los amos se aseguren de que  el animal estará en buenas condiciones.

Hay que mantenerlos alejarlos de adornos navideños o de pascuas. Estas  flores de la época contienen un látex que resulta tóxico si perros, gatos o conejos la ingieren.

Si llegan invitados, se les debe explicar a estos cuál es el temperamento del animal —bravo, jugetón o nervioso—, para que no se le acerquen y evitar así que sean mordidos. Es aconsejable que la mascota socialice desde pequeña para que se acostumbre a las visitas.

No son regalo

Un animal es un ser vivo y no un juguete, por lo que no debe convertirse en un regalo  inesperado. Se le debe preguntar antes a la persona que lo recibirá en su  hogar si está consciente de comprometerse para hacerse responsable de la mascota toda su vida, al brindarle los cuidados necesarios.

La pirotecnia los estresa

Perros, gatos o aves son sensibles a los juegos pirotécnicos. Se recomienda ubicarlos en un lugar de la casa lo más lejano del ruido que causan estos y no dejarlos en las terrazas para que no salten. Tampoco deben amarrarse. No es necesario estar todo el tiempo con ellos para evitar  que piensen que algo malo sucede.





Tranquilizantes, con precaución

Existen tranquilizantes para animales, como la acepromacina, —se les da según la dosis prescrita— para evitarles el estrés de los juegos pirotécnicos. También hay medicamentos naturales como tilo o valeriana que se les da de beber, pero el veterinario determinará si no los irrita o  causa alergias.

Comida solo para animales

A muchos amos les gusta darles a sus mascotas sobras de las cenas, lo cual es desaconsejable, porque esto les puede causar indigestión, por ser grasosas o condimentadas. Evitar darles  malvaviscos o chocolate. Las principales causas de consulta al veterinario son por problemas digetivos.





Dejarlos en su ambiente

Algunas familias  pasan las fiestas  lejos de casa. Se  recomienda dejarles  a las mascotas suficiente comida y agua para unos cuatro días. Es preferible que permanezcan en el ambiente al que están acostumbrados para que no les  produzca ansiedad, y pedirle a alguien de confianza que los vaya a visitar de vez en cuando.

Continuar con su rutina

Sacar a pasear al perro lo desestresa, por lo que esta actividad no debe dejar de practicarse. También hay que vigilar que no se acerquen a la mesa a tomar comida o bebida no apta para su ingesta. Si se desea regalarle comida a la mascota que no sea la habitual, elegir snacks o alimento húmedo especial.