Salud y Familia

Los celos no deben dominar la relación

Sentir celos —eventualmente— hacia la pareja se considera  una conducta aceptable siempre y cuando estos no afecten la relación afectiva.

Por Cristian Dávila

Para superar los problemas de pareja no hay que buscar culpables, sino soluciones.
Para superar los problemas de pareja no hay que buscar culpables, sino soluciones.

“Los celos son un mecanismo de defensa. Es una reacción natural que utiliza el ser humano para defender al ser amado”, explicó ayer la psicóloga Mónica Godínez, durante El Consultorio, que se transmite por www.prensalibre.com. La experta enfatizó que estos no son una emoción saludable, por lo que hay aprender a erradicarlos de nuestra vida.

Tipos

De acuerdo con Godínez, hay que  diferenciar los tipos de celos, ya que existen los moderados —de pareja, laborales y familiares— y la celotipia —trastorno patológico y obsesivo—.

“Los celos aceptables son aquellos que tienen un motivo real, pero no causan un conflicto mayor, pues con una pequeña charla se soluciona el malentendido”, dijo Godínez.  Poner más atención a alguien que no sea la pareja o cambiar  radicalmente de comportamiento son algunas causas de este tipo de celos.

Para considerar que alguien padece celotipia, primero hay que descartar otras alteraciones emocionales como codependencia o baja autoestima.

“Esta patología se caracteriza porque la persona empieza a inventar situaciones que le causan celos y se las cree”, comentó la experta.



La psicóloga Mónica Godínez explica que los celos pueden deteriorar el vínculo afectivo. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
La psicóloga Mónica Godínez explica que los celos pueden deteriorar el vínculo afectivo. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)


En una etapa más avanzada, el paciente evidencia agresividad, necesita controlar a la pareja y exige explicaciones constantemente, aunque no las crea.

Es necesario buscar ayuda para que la relación no termine,  pues los celos son una de las principales causas de divorcio.

¿Qué hacer?

Si la pareja discute constantemente a causa de los celos, y esta situación no se soluciona con el diálogo, es momento de buscar ayuda profesional. “Primero hay que acudir con un psicólogo, pues este ayudará a entender las alteraciones emocionales”, enfatizó Godínez.





A criterio de Godínez, cuando la terapia no es suficiente y el problema continúa, el experto tendrá que remitir a la persona afectada con un psiquiatra, quien sugerirá los exámenes necesarios para prescribir un tratamiento integral.

“Lo importante es recobrar la confianza en uno mismo y entender que la pareja es independiente y libre”, concluyó Godínez.

Por el trabajo

Los celos en la pareja no solo son por razones afectivas; también surgen envidias laborales. “Esto ocurre cuando uno de los dos gana más o tiene un mejor puesto. Regularmente pasa cuando ella tiene una mejor posición que él, ya que el hombre está condicionado socialmente a ser la cabeza de la familia”, explicó Mónica Godínez.

Comunicación

Los celos pueden aparecer por pequeños detalles —cambios de actitud, falta de interés por uno de los dos y relaciones estrechas con otras personas, entre otros—; sin embargo, el problema se soluciona con el diálogo. De acuerdo con Godínez, es fundamental promover la comunicación para identificar  las causas del problema.





“Celar es bueno”

No hacer caso al dicho popular “si no te cela no te quiere”. La psicóloga explicó que nada justifica los celos, por lo que es un error creer que es un sentimiento positivo. “Sentir satisfacción cuando la pareja evidencia celos es una creencia equivocada, puesto que no beneficia a ninguno de los dos”, expuso Godínez.

Quien siente celos irracionales debe aceptarlo

Si la situación se sale de control hay que comunicarle a la pareja que es momento de buscar ayuda, la cual, según el caso, puede ser emocional —psicólogo— o médica —psiquiatra—. Hacer actividades para salir de la rutina —dar un paseo, cocinar juntos o viajar—.