Salud y Familia

Los peligros de las imágenes sexuales

Aunque algunos consideran que la pornografía es algo inofensivo, pues solo es una sucesión de escenas con contenido sexual, varios estudios internacionales han demostrado que la exposición constante a imágenes explícitas puede alterar el comportamiento de niños, adolescentes y adultos.

Por Cristian Noé Dávila

Papá y mamá deben hablar con sus hijos sobre sexualidad de una manera natural, sin que los pequeños se sientan incómodos.
Papá y mamá deben hablar con sus hijos sobre sexualidad de una manera natural, sin que los pequeños se sientan incómodos.

“Los expertos aseguran que la pornografía es una manera de exponer y denigrar a hombres y mujeres, ya que su cuerpo queda convertido en un objeto de consumo”, dijo el jueves la educadora mexicana María Cristina Caso de Bernal, durante El Consultorio, que se transmite martes y jueves por las plataformas digitales de este matutino.

A criterio de la experta, que se encuentra en el país para participar en el V Encuentro de Maestros Enlace, anteriormente este tipo de material estaba en clandestinidad. Sin embargo, la tecnología ha permitido que cualquier persona pueda ver videos o fotografías sexuales a través de internet.

¿Cómo afecta?

“Recordemos que la sexualidad es una instalación vital de todos los individuos, y la pornografía afecta el desarrollo integral de las personas.  A nivel cerebral, los estímulos que provocan estas imágenes cambian la conducta humana, debido a la cantidad de información que reciben nuestras neuronas”, agregó Caso de Bernal.



María Cristina Caso de Bernal explica que la publicidad tiene un alto contenido sexual. (Foto Prensa Libre, Óscar Rivas)
María Cristina Caso de Bernal explica que la publicidad tiene un alto contenido sexual. (Foto Prensa Libre, Óscar Rivas)


Otro aspecto importante que se debe tomar en cuenta son las relaciones de pareja, ya que el consumo de pornografía impide que la vida sexual sea plena y satisfactoria, enfatizó la educadora.

“No podemos olvidar los efectos negativos que tiene sobre el desarrollo cognitivo. El consumo excesivo de material sexual bloquea la concentración y afecta el desempeño laborar o académico”, dijo Caso de Bernal.

Es fundamental que los padres creen un vínculo de confianza con sus hijos, con el objetivo de que estos puedan acercarse a ellos en caso de que compañeros o amigos los inciten a ver y compartir material pornográfico. “Lo ideal es que niños y niñas no sientan culpa o vergüenza si ven algún contenido sexual, sino que puedan decidir no verlo y alejarse”, concluyó Caso de Bernal.





Señales de alerta

  • Existen varios cambios en la conducta de las personas que ven pornografía de forma compulsiva.
  • Se aíslan de su entorno.
  • Tienen problemas para concentrarse en sus tareas cotidianas —trabajo o estudios—.
  • La relación con amigos y familiares cercanos cambia sin un motivo aparente.
  • Se muestran cansados, ya que utilizan parte de su tiempo nocturno para ver material sexualmente explícito.
  • Cuando la exposición a la pornografía ha sido prolongada, aparece una conducta agresiva, debido a que la persona se siente frustrada por no poder llevar a la realidad lo que ve en los materiales pornográficos.

Afecta a sociedad

De acuerdo con estadísticas internacionales, el 99 por ciento de la población ha estado o estará expuesta a la pornografía. “Esto demuestra que ahora vemos el cuerpo humano como un objeto. El principal problema es que el consumo de la pornografía nos deshumaniza y nos convierte en un sociedad más violenta”, dijo la educadora María Cristina Caso de Bernal.

Diálogo familiar

No existe una edad específica para hablar con nuestros hijos sobre los peligros de la pornografía, pues este diálogo debe hacerse en cuanto los pequeños se expongan a algún material con contenido sexual —anuncios, películas o revistas—. La principal recomendación es hablarles siempre con la verdad y utilizar un vocabulario que se adecúe a su edad.