Salud y Familia

Observar peceras y acuarios mejora el bienestar físico y mental

Estudios comprueban que las personas que tienen peceras en sus casas tienden a tener más equilibro emocional.

Por EFE/ Madrid

La tensión arterial y el ánimo mejoran cuando se admiran los peces, según estudio. (Hemeroteca Prensa Libre)
La tensión arterial y el ánimo mejoran cuando se admiran los peces, según estudio. (Hemeroteca Prensa Libre)

Las peceras tienden a estar en las clínicas, en especial de los dentistas, porque se asocian a la tranquilidad. Ahora, un grupo de expertos asegura que las personas que pasan tiempo observándolas pueden notar mejoras en sus bienestar físico y metal.

Algunos de los beneficios de contemplar una pecera son la “reducción notable” de la tensión arterial o la frecuencia cardiaca, según un estudio realizado por las universidades británicas de Plymouth y Exeter y el Acuario Marino Nacional, publicado por la revista Environment & Behavior



El estudio se realizó con un acuario de 550 mil  litros de agua en el Acuario Marino Nacional de Plymouth, Reino Unido.  (Hemeroteca Prensa Libre)
El estudio se realizó con un acuario de 550 mil litros de agua en el Acuario Marino Nacional de Plymouth, Reino Unido. (Hemeroteca Prensa Libre)


En el primer estudio de este tipo los expertos analizaron las respuestas físicas y mentales de las personas mientras miraban un acuario o pecera con diferentes cantidades de peces, según un comunicado.

Una de las conclusiones fue que observar acuarios o pantallas con peces no solo reduce la tensión o el ritmo cardiaco, sino que un mayor número de peces ayuda a mantener la atención de las personas durante más tiempo y “mejora su estado de ánimo”.

“Las peceras y pantallas se suelen asociar con un intento de calmar a los pacientes en las salas de espera de los médicos y dentistas”, indicó la estudiante de doctorado y directora del estudio Deborah Cracknell.



Los acuarios brindan una sensación de tranquilidad.  (Hemeroteca Prensa Libre)
Los acuarios brindan una sensación de tranquilidad. (Hemeroteca Prensa Libre)


La experta aseguró que el estudio ha proporcionado, por primera vez, sólidas evidencias sobre que dosis de exposición a ambientes submarinos podría tener un impacto positivo en el bienestar de la gente”.

El estudio se realizó con un acuario de 550 mil litros de agua en el Acuario Marino Nacional de Plymouth, Reino Unido, que había sido renovado y en el que empezaron a introducirse, de manera paulatina, peces de diferentes especies.

Así, los estudiosos fueron capaces de estudiar el estado de ánimo, las tensión arterial y frecuencia cardiaca de los participantes en el estudio a medida que el número de peces en el acuario iba creciendo.