Salud y Familia

El bicarbonato de sodio y sus usos para la belleza

Muchos saben que el bicarbonato de sodio es una sustancia blanca que se utiliza, por lo general, para aliviar molestias estomacales, como hiperacidez gástrica, pero tiene múltiples usos para la belleza.

Por Redacción Buena Vida

El bicarbonato de sodio tiene propiedades exfoliantes y de restauración.
El bicarbonato de sodio tiene propiedades exfoliantes y de restauración.

Además de sus conocidos empleos en la cocina o para la limpieza, a continuación, se expone cómo el bicarbonato de sodio o sódico, una sustancia de bajo costo, ayuda a tener un cuerpo bello, según People en español y mejorconsalud.com

Desodorante natural

El bicarbonato de sodio es un potente neutralizador que ayuda a combatir esos molestos olores de la transpiración. 

Usos: agregar media taza de bicarbonato de sodio en la bañera con agua caliente y utilizarlo durante el baño.

Elimina puntos negros

El bicarbonato de sodio es  un producto muy efectivo para eliminar los molestos puntos negros que suelen aparecer con frecuencia en la zona T del rostro, al liberar los poros obstruidos. 

Usos: mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de leche y aplicarlo directamente en la zona afectada. Dejar actuar durante 15 minutos y enjuagar con agua tibia.

Limpieza del cabello

El bicarbonato de sodio ayuda a eliminar la acumulación de residuos de productos, dejando así el cabello más limpio y manejable.

Uso: mezclar el champú con un poco de bicarbonato de sodio y aplicarlo en el cabello como de costumbre.

Exfoliante facial y corporal

Para una piel radiante y tersa, exfoliarla con bicarbonato de sodio, el cual ayuda a remover las células muertas del rostro, cuerpo, manos y pies. También se puede usar para un baño relajante.

Uso: hacer una pasta con tres partes de bicarbonato de sodio y una parte de agua. Frótatela con movimientos circulares delicados en la parte que quieras exfoliar.

Después del rasurado

También se puede usar para aliviar la sensibilidad de la piel después de rasurarse.

Uso: mezclar bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta formar una pasta, y aplicarla en la zona rasurada.

Peines y cepillos relucientes

Ayuda a eliminar los residuos naturales de grasa y productos en los cepillos y peines.

Uso: añadir una cucharada de bicarbonato de sodio en un envase con agua tibia. Enjuagar los cepillos y peines en este líquido y ponerlos a secar.

Blanqueamiento de dientes

También ayuda a mantener los dientes limpios y blancos.

Uso: enguagarse la boca regularmente con agua mezclada con un poco de bicarbonato de sodio.

Exfoliante de uñas

El bicarbonato de sodio es excelente para exfoliar y suavizar las cutículas, así como para remover las manchas de esmalte de uñas.

Uso: mezclar tres partes de bicarbonato de sodio y una parte de agua hasta crear una pasta. Usando un cepillo pequeño, frotar la mezcla con movimientos circulares delicados en las uñas y cutículas. Enjuagar con agua tibia.