Salud y Familia

Para cada una existe formas de alivio

En la etapa de la gestación pueden ocurrir ciertas molestias que son parte del proceso de formar una nueva vida.

Por Brenda Martínez

Cómo enfrentar las molestias del embarazo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Cómo enfrentar las molestias del embarazo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La frecuencia cardíaca y respiratoria aumenta, lo que provocan sofocos; el tracto intestinal, por influencia de la progesterona, se enlentece, lo que contribuye al reflujo gastroesofágico y al estreñimiento; las defensas bajan, y la mujer se vuelve más propensa a infecciones — gripes, faringitis o vaginitis—, dice el ginecólogo Juan Francisco Solís.

Las molestias más comunes en el primer trimestre son pirosis —agruras o acidez—, náuseas y vómitos, mareos, cansancio, y micciones frecuentes, explica el ginecólogo obstetra y máster en Psicología y Salud Mental Margarito Castro.

En el segundo trimestre, la mujer puede tener calambres en piernas, hinchazón en pies o manos —edemas—, várices y alteraciones pigmentarias en la cara —cloasma—.

En el tercer trimestre puede presentar dolor en la espalda, tener fatiga, problemas para dormir y palpitaciones cardiacas, añade Castro.

El embarazo es un estado fisiológico. A la gestante se le recomienda leer y mantenerse informada de los cambios por los que pasa su cuerpo y reconocer que aunque son incómodos, estos son tolerables y contribuyen al bienestar del bebé y de la mujer, agrega Solís.

Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre, o adquiérala aquí.