Salud y Familia

Llorar tiene varios beneficios para la salud

Se llora de risa, de alegría, de satisfacción, de tristeza, de emoción, pero también de dolor. Las lágrimas tienen su razón de ser, desde ser liberadoras de tensión hasta para eliminar las bacterias de los ojos. Así que, los beneficios para derramar lágrimas abundan, ¿por qué entonces reprimirse?

Por Redacción Buena Vida

Archivado en:

Lágrimas Llanto Salud

Un estudio efectuado por Jonathan Rottenberg y sus colegas de la Universidad del Sur de Florida, EE. UU. evaluó a casi 5 mil hombres y mujeres adultos de 30 países y se demostró que el llanto tiene un efecto calmante y ralentiza tanto la respiración como el ritmo cardíaco en una persona estresada.

La Sociedad Alemana de Oftalmología sostiene que los hombres lloran entre 6 y 17 veces por año, mientras que las mujeres lo hacen entre 30 y 64. ¿Significa eso que ellas eliminan más tensiones porque lloran más? No. “A las mujeres, socialmente se les ha permitido expresar más las emociones”, explica la psicóloga española Julia Vidal.

A continuación se exponen algunos beneficios que produce el llanto y/o las lágrimas.

Adiós estrés

El estrés lleva a una sobrecarga de las hormonas del bienestar y, al derramar lágrimas, se elimina una parte de adrenalina, noradrenalina y oxitocina. “Por eso el llanto elimina tensiones y nos ayuda a tranquilizarnos”, añade Vidal.

ACE-17082015-LLANTO-2.jpg

Niños y adultos pueden llorar ante momentos de frustración, lo cual ayuda a liberar estrés y tensiones. (Foto Prensa Libre: Tomada de internet).

De felicidad

Cuando una persona está feliz también tiende a derramar lágrimas y esto porque segregan hormonas que ayudan a eliminar esas sustancias que se producen cuando tenemos emociones, una de ellas, felicidad. Por eso también es que, cuando una persona está muy enojada o frustrada también puede llorar. Esto además, le hará sentir mejor.

Generan empatía

“Las lágrimas son adaptativas. Si lloramos cuando otra persona nos está criticando, esas lágrimas nos ayudan a que los demás nos quieran y a que cese ese comportamiento. Nos abrazan, nos cuidan, sentimos a las personas más cerca y eso nos ayuda a reparar el daño”, añade la psicóloga.

abrazo2.jpg

Expertos en psicología aseguran que las personas sienten más empatía cuando ven que alguien llora por tristeza  o enojo. (Foto Prensa Libre: Tomada de internet).

Un estudio publicado el año pasado en la revista Evolutionary Psicology demostró que las respuestas de apoyo a personas que no lloraban eran inferiores frente a las de personas que tenían lágrimas en el rostro.

Eliminan bacterias

“La lágrima contiene sustancias antibacterianas, que ejercen una importante función defensiva ante patógenos externos y controla las posibles infecciones, de manera que ante deficiencias de lágrima, se favorece la colonización microbiana”, explica la oftalmóloga Ana Rosa Albandea. La secreción lagrimal estimulada, que se refleja ante estímulos externos o situaciones emocionales, provoca una producción aumentada de lágrima (procedente de la glándula lagrimal principal) que, aparte de tener sus beneficios propiamente psicológicos de descarga emocional y disminución de la ansiedad, también favorece la eliminación de elementos extraños y la limpieza de la superficie ocular”, añade la experta.

Efecto anestésico

Cuando una persona se golpea también llora, dependiendo de la severidad del dolor. Esto es porque otro de los beneficios de llorar es que produce un efecto calmante. Así pareciera que mientras más llora una persona, más se calma su dolor.

Por salud visual

  • Existen dos  tipos de secreción lagrimal: la basal o normal, que se produce de forma continua; y la refleja o estimulada, que se da ante situaciones patológicas (infecciones o inflamaciones) o puramente emocionales.
  • Todas las  células que se encuentran en la superficie ocular  —conjuntiva y córnea— necesitan una película basal lagrimal normal tanto en composición como en cantidad, para su correcto metabolismo y funcionamiento.
  • Múltiples condiciones  pueden alterar esta situación, provocando patologías derivadas de la sequedad ocular.
  • Estas patologías  pueden ir desde irritaciones inespecíficas provocadas simplemente por la evaporación excesiva de la lágrima, a cuadros más severos donde la deficiencia de lágrima puede conducir a pérdidas de visión.