Salud y Familia

¿Qué pasa cuándo nos enamoramos? Así lo explica la ciencia

¿En qué consiste el amor? ¿Cómo nos afecta este sentimiento a menudo contradictorio, intenso e imprevisible? Las investigaciones científicas ayudan a responder a estas preguntas desvelando aspectos sorprendentes sobre las relaciones amorosas.

Por Redacción Buena Vida

La oxitocina, conocida como la hormona del amor, se intensifica cuando hay una relación sentimental y produce sensación de bienestar en la pareja. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La oxitocina, conocida como la hormona del amor, se intensifica cuando hay una relación sentimental y produce sensación de bienestar en la pareja. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Aunque el ímpetu inicial del enamoramiento se reduce con el paso de los meses, el amor y el romance tienen efectos duraderos y positivos en el desarrollo de la personalidad, de acuerdo a un trabajo de psicólogos de las universidades alemanas de Jena y de Kassel.

“Las personas  ansiosas, inseguras,  con  tendencia a la depresión e insatisfacción con la vida, se vuelven más estables cuando viven una relación amorosa”, dice la doctora Christine Finn, de Jena.



via GIPHY



“Las experiencias y emociones positivas  les ayuda a enfrentar la vida con más confianza, en lugar de ver de manera pesimista las cosas que están por llegar”, añade Finn, la autora principal de este estudio.



via GIPHY



¿Qué es la hormona del amor?





Científicos de la Universidad de Oslo, en Noruega, han comprobado que el contenido en el plasma y en el suero sanguíneo de la oxitocina, conocida como la “hormona del amor” es cien veces más elevada de lo que se suponía hasta ahora.

La oxitocina, producida en el hipotálamo, tiene numerosas e importantes funciones en el cuerpo de los humanos y otros mamíferos, y por ejemplo, ayuda a crear la conexión emocional entre madre e hijo, en las mujeres que dan a luz, y se cree que aumenta la empatía y atención hacia las señales sociales de los demás.



via GIPHY



¿Amor o pasión?

Los españoles tienen mayoritariamente una concepción “romántica” del amor. Lo ven como una pasión que implica sentimientos intensos,  intimidad y  fuerte atracción, lo que se clasifica como amor “Eros”, según una investigación de la Universidad de las Islas Baleares (UIB).  España ofrece el mismo perfil que los países de Latinoamérica, señala Victoria Ferrer, directora de la investigación y profesora de Psicología Social de la UIB.



via GIPHY



¿Y si la temperatura sube?

Los investigadores Emilio Gómez Milán y Francisco Tornay Mejías, de la española Universidad de Granada (UGR),  desarrollaron un método basado en la termografía, que permite determinar si una persona está enamorada a través de los cambios de temperatura que experimenta su cuerpo al contemplar la imagen de la persona amada.

Según el Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento  de la UGR, este es el primer “mapa térmico del amor” en el mundo.



via GIPHY



Aunque los autores advierten que “el patrón térmico del amor es muy complejo”, aseguran que sus resultados demuestran que el amor sube la temperatura en las mejillas, las manos, la zona de la boca, el pecho y los genitales, entre uno y dos grados centígrados.



via GIPHY



“La termografía, técnica que permite obtener imágenes de las temperatura en distintas zonas,  indica que la pasión es como un acelerador que enciende el cuerpo”, afirma el profesor de la UGR Emilio Gómez Milán, del Laboratorio de Termografía del CIMCYC.