Salud y Familia

¿Quiere evitar al menos 13 tipos de cáncer?, haga ejercicio

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos demostró que la práctica habitual de ejercicio físico se asocia con una reducción significativa del riesgo de aparición de hasta 13 de los tipos de cáncer más comunes y mortales.

Por Redacción Buena Vida

Debemos hacer actividad física al menos 150 minutos a la semana, para aprovechar sus beneficios.
Debemos hacer actividad física al menos 150 minutos a la semana, para aprovechar sus beneficios.

La actividad física no solo ayuda a combatir la obesidad y sus enfermedades relacionadas –entre otras, la diabetes tipo 2–, sino también reduce el riesgo de otras patologías, como enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en todo el mundo, así como numerosos tipos de cáncer.

Steven C. Moore, director de esta investigación publicada en la revista JAMA Internal Medicine, reifrió: "Nuestros resultados apoya la promoción de la actividad física como un componente clave de los esfuerzos de prevención y control del cáncer en toda la población".





Resultados

Los investigadores analizaron los datos de 12 ensayos clínicos europeos y estadounidenses llevados a cabo entre 1987 y el 2004 y en los que se registraron los niveles de actividad física de los más de 1.4 millones de participantes, según el sitio abc.es





Durante los 11 años de seguimiento se diagnosticaron 186 mil 932 casos de cáncer. Al analizar los niveles de actividad física y las tasas de incidencia de los 26 tipos de tumores, los resultados mostraron que los mayores niveles de ejercicio físico se asociaron con una reducción del 7 por ciento del riesgo de desarrollar cáncer en general.





La disminución del riesgo para cada uno de los tumores se estableció en: 42 por ciento, en el adenocarcinoma esofágico; 27 por ciento, en el cáncer de hígado; 26 por ciento, en el de pulmón; 23 por ciento, en los tumores renales; 22 por ciento, en el cáncer de estómago; 21 por ciento, en el de endometrio; 20 por ciento, en la leucemia mieloide; 17 por ciento, en el mieloma múltiple; 16 por ciento, en el cáncer de colon; 15 por ciento, en el de cabeza y cuello; 13 por ciento en los tumores en el tracto rectal; 13 por ciento, en el cáncer de vejiga; y 10 por ciento, en el de mama.





Por el contrario, un mayor nivel de ejercicio físico conllevó un incremento en el riesgo de desarrollo de cáncer de próstata –5 por ciento mayor– y de melanoma –hasta un 27 por ciento superior, si bien la asociación con la actividad física fue únicamente significativa en aquellas regiones con niveles elevados de radiación ultravioleta, que no en las zonas menos soleadas.

Según los resultados y como indican los autores, "la mayoría de las asociaciones se mantuvieron con independencia del índice de masa corporal (IMC) y del historial tabáquico", lo que demuestra los beneficios reales de hacer ejercicio.