Salud y Familia

Recomendaciones para que las mascotas no se estresen con la pirotecnia

Para dar la bienvenida con júbilo al Año Nuevo, así como en la Navidad, se suele quemar gran cantidad de pirotecnia.  Pero ese sentimiento se transforma en angustia, estrés y temor en los animales, quienes son sumamente sensibles a los juegos pirotécnicos. 

Por Redacción Buena Vida

Perros y gatos tienen una gran sensibilidad auditiva, así que les afectan los fuegos artificiales.
Perros y gatos tienen una gran sensibilidad auditiva, así que les afectan los fuegos artificiales.

A continuación se detallan algunos consejos para que las mascotas no la pasen mal esta noche, porque es responsabilidad de los dueños brindarles protección en las circunstancias que puedan afectar su comportamiento.

1. Mantener a la mascota dentro de la casa, preferiblemente en una habitación con las persianas bajas y un ruido blanco, como el de una televisión o una radio, para que distraiga al animal de las luces y el ruido del exterior.

2. Si es un perro, llevarlo a dar un largo paseo por la tarde puede aumentar las posibilidades de que se duerma durante los festejos, asegura Scott Charters, de la tienda de mascotas Petbarn, al sitio Huffingtonpost.es





3. En el caso de que el perro esté al aire libre, lo mejor es asegurarse de que esté debidamente identificado por si se escapara por el estrés provocado por el ruido. 

4. No dejarlos en las terrazas para que no salten. Tampoco deben amarrarse. No es necesario estar todo el tiempo con ellos para evitar que piensen que algo malo sucede.

5. También es importante observar el comportamiento del animal y no interferir con sus instintos en momentos de estrés. Los animales suelen indicar sus preferencias, como refugiarse debajo de una cama o dentro de un armario.  Hay que permitirles ir allí cuando necesite sentirse seguro. 





6. También es mejor cerrar las jaulas de los pájaros y conejos o cualquier otro recinto para mascotas y asegurarse de que las ventanas están cerradas, recomienda RSPCA Victoria, una sociedad protectora de los animales.

7. Los caballos también pueden ponerse muy nerviosos por el ruido y escaparse. Consultar al veterinario sobre cómo prepararlos para una noche así.

8. Si se sabe que el animal le atemorizan demasido los petardos o fuegos artificiales, visitar al veterinario con antelación para consultarle si considera necesario recetar alguna medicación o tranquilizante. Nunca automedicarlo. También se le puede dar algún calmante natural como tilo o valeriana, siempre y cuando lo recomiende el médico, para evitar efectos secundarios.