Salud y Familia

Las mascotas son una buena compañía para los mayores

La jubilación puede ser un excelente momento para adoptar un perro. Las personas mayores son buenos cuidadores de ellos, ya que tienen tiempo para atenderlos, experiencia de vida, y muchos están además en aceptables condiciones físicas y las mascotas también los obligará a moverse todos los días y salir al aire libre.

Por Redacción Buena Vida

Salir a caminar con la mascota relajará a esta y a su amo. Esta práctica debe hacerse a diario.
Salir a caminar con la mascota relajará a esta y a su amo. Esta práctica debe hacerse a diario.

Tener un animal de compañía los ayudará, asimismo, a socializar: al sacar a pasear al perro se puede conocer a otros dueños de mascotas con los que se pueden entablar conversaciones.

Por si fuera poco, estar en casa con una mascota es más agradable, ya que prestan una invaluable compañía.

El efecto beneficioso de estas en las personas mayores está incluso demostrado científicamente. Al acariciar un can, por ejemplo, se libera una hormona conocida como oxitocina, que contribuye al bienestar y reducir miedos, estrés y depresiones.

Antes de adoptar o adquirir una es necesario hacerse algunas preguntas: “¿Aún estoy en forma? ¿Tengo tiempo y deseos de tener un perro? ¿Tengo dinero suficiente? ¿Hay personas que podrían ocuparse de él si me enfermo?”. Por eso, a veces, son una buena elección los animales adultos, porque son menos activos.

Los cachorros son bastante inquietos y deben ser educados primero. La mascota que se elija tiene que ser sociable, mimosa y poca defensiva. Conviene que no sea de una raza que exija mucho movimiento y que se entienda bien con otros perros.

Hay muchas razas de perros que cumplen con estos requisitos. El chihuahua, por ejemplo, es ideal para quienes quieren un perro pequeño.

Es cariñoso, aunque a veces tiene ciertos delirios de grandeza frente a otros perros.

Otra característica de los chihuahuas es que resiste bien paseos largos.

El french poodle también es buena compañía.



Para un  adulto mayor se recomienda un perro de carácter tranquilo y obediente, pues así la convivencia será más armónica entre amo y mascota.
Para un adulto mayor se recomienda un perro de carácter tranquilo y obediente, pues así la convivencia será más armónica entre amo y mascota.


Importante saber

Su carácter es más importante que su raza. Muchos refugios para animales ofrecen mascotas adultas que suelen ser cariñosas. De todas formas, siempre es bueno asesorarse por un veterinario o experto en canes sobre todo si no se tiene experiencia.

Quienes disfrutan de pasear perros, pero no se animan a tener una mascota, pueden ofrecerse como voluntarios en los refugios pues muchas veces buscan personas dispuestas a sacarlos a dar una vuelta.

Felinos

Un gato también puede ser una buena compañía para una persona mayor. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los felinos también demandan cierto trabajo. Por ejemplo, hay que limpiar a diario los cajones donde hacen sus necesidades, por lo que hay que estar dispuesto a cumplir con esta tarea.