Tecnología

Apple enfrenta demandas por "obsolescencia programada": ¿qué es?

La ralentización de iPhone antiguos pone en duda la legalidad de las prácticas de producción de Apple.

Por José Andrés Ochoa y AFP

Un iPhone en exhibición en Lille, Francia, en 2014. Apple ha sido demandada por ralentizar los dispositivos (Foto Prensa Libre: AFP).
Un iPhone en exhibición en Lille, Francia, en 2014. Apple ha sido demandada por ralentizar los dispositivos (Foto Prensa Libre: AFP).

La fiscalía de París abrió el 5 de enero una investigación preliminar contra Apple por "obsolescencia programada" y "engaño", informó este lunes una fuente judicial a la AFP.

La investigación, confiada a los servicios de la Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF), llega tras la denuncia presentada por la asociación francesa Halte à l'obsolescence programmée (HOP, 'Alto a la obsolescencia programada').

Según la denuncia, HOP considera que Apple, a través del sistema de actualización de sus iPhone, reduce adrede su rendimiento y su duración, con el fin de acelerar su reemplazo.

"Apple estableció una estrategia global de obsolescencia programada con el objetivo de aumentar sus ventas", afirma la asociación.

El lunes, HOP celebró "la valiente decisión del fiscal de la República". "Se trata del primer procedimiento penal en el mundo contra la empresa, sobre el fundamento de la obsolescencia programada", afirma Emile Meunier, abogado de la asociación.

Consultada por la AFP, Apple Francia no hizo ningún comentario por el momento. Hace unos días, la compañía emitió un comunicado ofreciendo disculpas por le "malentendido"

El iPhone es uno de los principales productos de Apple (Foto Prensa Libre: AFP).
El iPhone es uno de los principales productos de Apple (Foto Prensa Libre: AFP).

En Estados Unidos, de igual forma, la firma de abogados Hagens Bergman presentó una demanda colectiva en contra de Apple por "secretamente" instalar "un elemento que intencionalmente ralentiza" los iPhone, según 9To5Mac.

La firma es reconocida por ganar una demanda en la que se acusaba a Apple y editoriales de pactar el precio de ebooks, perjudicando a miles de clientes. La compañía fue sentenciada a pagar US$450 millones como compensación. 

No es la primera vez

Se trata de la segunda investigación de este tipo en Francia después de la que se abrió en Nanterre, en las afueras de París, contra el fabricante japonés de impresoras Epson por las mismas sospechas. 

Según la misma HOP, obligó a los consumidores a comprar nuevos cartuchos de tinta, aplicando ciertas técnicas que hacían creer que la tinta se había acabado cuando aún había disponible.

La obsolescencia programada es la decisión de algunas compañías de producir productos con un tiempo de vida útil predeterminado, para que en un tiempo se vuelva obsoleto y sea necesario comprar uno nuevo.

Si bien es una práctica común en algunas empresas, la mayoría de países no cuentan con leyes para sancionar a las compañías. 

Francia aprobó el decreto 2016-992 para castigar con multas y años de prisión a directivos implicados en esas prácticas. En 2016, en Ecuador, también se aprobó una ley similar.