Tecnología

Así será internet en el año 2040

¿Cómo será y funcionará internet dentro de un cuarto de siglo? Para responder a esta pregunta Efe entrevista al presidente del patronato de la Internet Society–ISOC, el ingeniero español Gonzalo Camarillo, quien adelanta que, de aquí a 2040, la Red será cada vez más descentralizada, inteligente, autónoma, automática y omnipresente.

Por Redacción Tecno

En la denominada Futura Internet Inalámbrica (FIA), se interconectarán un billón –un millón de millones- de dispositivos inalámbricos, al margen de los que se conecten a la Internet fija convencional. (Foto Prensa Libre: IMDEA Networks Institute).
En la denominada Futura Internet Inalámbrica (FIA), se interconectarán un billón –un millón de millones- de dispositivos inalámbricos, al margen de los que se conecten a la Internet fija convencional. (Foto Prensa Libre: IMDEA Networks Institute).

Camarillo, director de estandarización de datos/TIC en Ericsson y miembro del comité científico de IMDEA Networks Institute  (www.networks.imdea.org/es), acaba de ser nombrado presidente de la junta directiva de la Sociedad de Internet, también denominada Internet Society o  ISOC.

La ISOC está considerada la fuente independiente de información, pensamiento y liderazgo en políticas, estándares de tecnología y desarrollo futuro de Internet a nivel mundial, y promueve un diálogo abierto entre sus usuarios, empresas, gobiernos y otras organizaciones, según IMDEA.

Trabajando con sus miembros en todo el mundo, la ISOC permite la continua evolución y crecimiento de Internet a nivel global, y su patronato o junta directiva que ahora  preside Camarillo, es de carácter plural, se dedica a “asegurar que Internet permanezca abierto, transparente y definido por sus usuarios”.

Una de las facetas de la Red que llegará en las próximas décadas, la denominada Futura Internet Inalámbrica (FIA),  ya es objeto de investigación en IMDEA Networks Institute, un centro de investigación público de referencia especializado en redes de comunicaciones, cuyo comité científico encabeza Camarillo.  

Según la visión de este centro, en la FIA se interconectarán un billón –un millón de millones- de  dispositivos inalámbricos, al margen de los que se conecten a la Internet fija convencional.

“La Futura Internet será un servicio de redes móvil, ubicuo y dominante que permitirá conectarse en cualquier momento y lugar, evolucionando hacia una Internet distinta de la cableada generalizada hoy, y la proliferación de dispositivos inalámbricos dejará atrás la actual prevalencia del ordenador personal y ofrecerá nuevas posibilidades que serán explotadas por una nueva generación de aplicaciones”, según la misma fuente.

La Futura Internet Inalámbrica será un servicio de redes móvil, ubicuo y dominante que permitirá conectarse en cualquier momento y lugar. (Foto Prensa Libre: IMDEA Networks Institute).
La Futura Internet Inalámbrica será un servicio de redes móvil, ubicuo y dominante que permitirá conectarse en cualquier momento y lugar. (Foto Prensa Libre: IMDEA Networks Institute).


Sensores y cadena de bloques

Consultado por Efe, sobre cuáles son las principales tendencias en el desarrollo de Internet, Camarillo responde que “como consecuencia de la denominada 'Internet de las Cosas', vamos a ver una cantidad ingente de sensores conectados a la Internet”.

"Estos sensores medirán todo tipo de aspectos en diferentes áreas, incluyendo los de la propia Red, y producirán una cantidad grandísima de datos", señala el presidente del patronato de la Internet Society.

Además de los despliegues de sensores, según Camarillo, “en la Internet de 2040 vamos a ver despliegues también muy importantes de actuadores”.

“Estos mecanismos, capaces de proporcionar fuerza para mover o hacer actuar a otro dispositivo mecánico a partir de la presión neumática, la presión hidráulica o la energía eléctrica,  permitirán controlar distintos dispositivos y procesos a través de Internet”, según este ingeniero.

"La cantidad enorme de datos que los sensores producirán automáticamente serán analizados para poder configurar la propia red y preparar todo tipo de procesos a través de los actuadores", añade.

Por otra parte, Camarillo adelanta que el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) será muy relevante “a la hora de analizar cantidades masivas de datos automáticamente y de sacar conclusiones útiles sobre ellos”.

“El uso de la IA permitirá tener redes que se autoconfiguren continuamente sin la intervención de un operador humano, lo que les dará una flexibilidad muy importante, ya que la velocidad a las que se podrán reconfigurar será altísima”, indica el experto.

La IA también se usará para automatizar muchos procesos que hoy en día requieren la intervención de un operador humano, asegura.

Una tercera tendencia que surge de la tecnología que está detrás de la moneda virtual 'bitcoin', denominada cadena de bloques, tiene el potencial de cambiar la implementación de muchos procesos en nuestra sociedad, de acuerdo a este experto.

La cadena de bloques o 'Blockchain', es un método para registrar todo tipo de transacciones, acuerdos, contratos y datos digitales,  pero esta información no se almacena en un solo lugar, sino que se distribuye a través de cientos o incluso miles de computadoras de todo el mundo.

“Esta tecnología permite confirmar y validar transacciones de una manera distribuida sin una entidad central”, señala Camarillo, quien añade que "si bien todas estas transacciones se efectuarán a través de Internet, muchas tendrán consecuencias en el mundo físico, más allá del mundo virtual".

A la luz de estas las tendencias anteriores, Camarillo vaticina que cómo será la Red en 2040.

La Red soportará procesos distribuidos sin entidades centrales y permitirá confirmar y validar todo tipo de transacciones relacionadas con todo tipo de aplicaciones. (Foto Prensa Libre: IMDEA Networks Institute).
La Red soportará procesos distribuidos sin entidades centrales y permitirá confirmar y validar todo tipo de transacciones relacionadas con todo tipo de aplicaciones. (Foto Prensa Libre: IMDEA Networks Institute).


Más sensible

Gracias a los sensores conectados, Internet permitirá conocer el estado de multitud de aspectos y de procesos continuamente.

"Por ejemplo, las personas llevaran sensores que midan continuamente sus constantes vitales, niveles de actividad y posición, y habrá sensores desplegados por las ciudades que medirán temperatura, humedad, calidad del aire, posición de vehículos y el estado de infraestructuras como la red eléctrica", explica el ingeniero.

Más activa

“Sus muchísimos actuadores conectados permitirán controlar multitud de procesos automáticamente”, vaticina Camarillo.

Según este experto, la presencia de operadores humanos será innecesaria en muchos casos y, por ejemplo, será posible controlar vehículos e infraestructuras remotamente por medio de estos mecanismos generadores y trasmisores de fuerza.

Más predictiva

“El despliegue masivo de sensores y actuadores generará una cantidad de datos enorme, y permitirá analizarlos para encontrar patrones y relaciones de causalidad”, según Camarillo.

“Esto posibilitará sacar conclusiones y ejecutar procesos basados en esas conclusiones”, añade.

"Por ejemplo, las constantes vitales de una persona pueden presentar un patrón que hagan temer un ataque cardiaco. Con esta información se puede contactar automáticamente a la persona y darle instrucciones para prevenirlo. Otros patrones se podrán utilizar para generar más o menos electricidad usando estimaciones de la demanda muy precisas", señala.

Más inteligente

“Internet estará controlada por Inteligencia Artificial y permitirá configurar todo tipo de procesos de forma inmediata y automática”, de acuerdo a este especialista.

"El uso de las Inteligencias Artificiales permitirá encontrar patrones de todo tipo e intervenir para optimizar todo tipo de procesos. Prácticamente todas las infraestructuras de una ciudad estarán controladas automáticamente por la IAs”, destaca.

Más descentralizada

“La Red soportará procesos distribuidos sin entidades centrales y permitirá confirmar y validar todo tipo de transacciones relacionadas con cualquier aplicación”, adelanta Camarillo.

"Por ejemplo, el uso de contratos ratificados por una cadena de bloques podrá sustituir el uso de un notario en muchos casos, con lo que entidades como bancos o similares serán superfluos en algunos casos", comenta a Efe.

EFE REPORTAJES