Tecnología

El realismo se apodera de la pista

¿Quiere conducir un lujoso automóvil a más de 200 kilómetros por hora en alguna autopista de Europa? La manera más segura y rápida de lograrlo es a través del videojuego Project Cars, un simulador de carreras que ya está disponible para computadoras y las consolas PlayStation 4 y Xbox One.

Por Redacción Tecno

Este título de Slightly Mad Studios es considerado uno de los grandes lanzamientos del 2016, ya que incluye un catálogo de más de 50 carros, entre los que destacan marcas como Porsche y Ferrari. Además, los gamers pueden elegir más de 35 escenarios inspirados en lugares de Europa y América.

Calidad gráfica

De acuerdo con varios portales especializados en tecnología, el principal atractivo de este videojuego es su rendimiento gráfico y su realismo visual, aspectos técnicos aumentan la diversión y la adrenalina.

¿Por qué es el mejor simulador de carreras? Porque los usuarios pueden hacer todos los cambios de velocidades y sentir cómo acelera el auto según el tipo de terreno.





En Project Cars las condiciones climáticas (lluvia o mucho viento), así como los golpes y el desgaste de los neumáticos repercuten en el rendimiento del auto, por lo que el usuario tiene que tener mucho cuidado en las carreteras.

“Como decimos, es el claro ejemplo de que los simuladores son exigentes. Se recomienda probar suerte en los niveles más básicos hasta lograr más experiencia para un terreno arcade”, explicó el portal ABCtecnología.es.

Modalidades

El título puede adaptarse a las diferentes habilidades de los gamers. Se puede empezar con inexperto, pero existe la opción de probar otras modalidades más complicadas en las que enfrentaremos a rivales más poderosos.





Project Cars no pudo dejar a un lado las competencias en internet, por lo que también incorpora las carreras multijugador de hasta 24 pilotos.

Aunque el título también está disponible para computadoras y Xbox One, los gamers prefieren la versión de Play-

Station 4, pues la función DualShock 4 hace que la reproducción de sonido sea envolvente.