Tecnología

Consejos para evitar caer en el fraude de los SMS Premium

Consiste en la suscripción de un usuario a una base de datos que le envía información sobre ciertos temas (generalmente juegos y concursos), pero le cobran por cada mensaje recibido.

<p><br></p>

Aunque la mayoría de personas asegura que son conscientes sobre el riesgo de los temibles SMS Premium, este fraude, aún vigente en nuestros días, puede suponer un importante golpe económico al bolsillo de los consumidores.

Es posible que en más de una ocasión la persona se haya sorprendido cuando iba a pagar su factura del móvil y percatarse que le están cobrando por recibir SMS. Entonces se pregunta, ¿cómo puede ser si no me he suscrito a nada? Bienvenido a la estafa de los llamados SMS Premium. La compañía de seguridad Kaspersky Lab ha elaborado una serie de sencillos consejos para que la "invasión" de estos mensajes no suponga nunca más un trauma.

¿Qué son los SMS Premium?

Básicamente, el servicio de SMS Premium consiste en la suscripción de un usuario a una base de datos que envía información sobre ciertos temas (generalmente juegos y concursos), pero cobran por cada SMS recibido. La cuestión es que la gran mayoría de veces, la suscripción ha sido involuntaria, aseguran los expertos. "Es posible que tú mismo hayas dado tu número de teléfono en algún concurso o sorteo con el que pensaste que te ibas a hacer millonario. Era indispensable introducirlo para que te localizaran, en caso de ser el ganador, y parecía profesional, por lo que no lo dudaste, pero olvidaste leer la letra pequeña que hablaba de una cláusula por la que te suscribías a un servicio de SMS Premium", relatan.

Otros se aprovechan de Facebook. El usuario es etiquetado en un enlace de un video acompañado por un mensaje tipo "¿Qué tal, has visto que sales en un video?". Y como la curiosidad mató al gato, el consumidor incauto pincha y es redirigido a otra página web en la que le solicitan su número telefónico; si se introduce, la persona está dentro.

El ejemplo del WhatsApp

También es posible que se haya respondido a un SMS, como el de la estafa que aprovechaba la popularidad de WhatsApp. Se recibe un SMS que dice: "Te estoy escribiendo por wasap. Dime si te llegan mis mensajes. Me agregaste el otro día?". El SMS proviene del número 25568; una vez más, si se contesta, el usuario está dentro.

Hace tan solo unas semanas, Kaspersky advirtió de una de estas estafas a través de SMS Premium. Se trataba de FakeInst, un troyano que se disfrazaba de aplicación para ver videos pornográficos. Esta aplicación pedía al usuario permiso para enviarle un mensaje de texto para la compra de contenidos de pago. Al aceptar el usuario, el troyano abría una web de acceso libre desde la que el cibercriminal trataba de descifrar el país de origen del propietario del móvil para mandarle un código apropiado y consumar la estafa.

Otro caso reciente es el de la supuesta aplicación WhatsAppSPY. El usuario intentaba descargar la app y esta le solicitaba el número de teléfono para recibir el código de activación, similar al procedimiento de instalación del verdadero WhatsApp. El fraude, nuevamente, estaba en que el número no era para activar ninguna app sino para suscribirse a los SMS Premium. Introduces tu teléfono y ya estás dentro, por décimo octava vez.

Poner freno

Los SMS Premium se envían desde números que empiezan por 79. Si es tu caso, ponte en acción antes de que sea tarde. Llama a tu operador y solicita la baja de todos los servicios de SMS Premium. Para ello, envía un SMS con la palabra "baja" al número "raro" que está enviando las publicidades. Este mensaje es gratuito y en muchos casos tiene éxito.

Hay que pensarlo bien antes de dejar de pagar. Pese a que tienes la posibilidad de no abonar la parte que corresponde al servicio que estás reclamando, en la práctica es complicado ejercer este derecho, ya que requiere que la compañía calcule nuevamente la factura retirando esos importes.