Tecnología

La pelota rueda y se ve mejor: la historia del fútbol en los videojuegos

El fútbol, el deporte más popular del planeta, ha pasado de ser protagonista en los estadios a serlo en las consolas de videojuegos, con detalles cada vez más realistas y con cifras de ventas aún más sorprendentes.

Por José Andrés Ochoa

Archivado en:

Fifa Videojuegos
FIFA 17, tan solo en 2016, vendió nueve millones de copias para PlayStation 4 (Foto Prensa Libre: YouTube).
FIFA 17, tan solo en 2016, vendió nueve millones de copias para PlayStation 4 (Foto Prensa Libre: YouTube).

FIFA, la Federación Internacional de Fútbol Asociado, es el ente regulador del fútbol profesional en el planeta. Aunque es más conocida por dar nombre a una de las franquicias de videojuegos más vendidas en la historia.

EA Sports, la división deportiva de la compañía desarrolladora Electronic Arts (EA), gestó en 1993 una revolución en el fútbol al ser el primer juego con licencias oficiales. Eso impuso un punto de referencia, pues la saga FIFA no fue la primera en basarse en el balompié.

Los videojuegos de fútbol tienen una historia de más de 30 años. En 1979, el Electronic Table Soccer y NASL Soccer presentaron con gráficos sencillos, controles rígidos pero con los primeros pasos para llevar el deporte a las consolas.

Durante la década de 1980, Atari y su popular sistema Atari 2600 introdujo el Pele’s Soccer, que fue importante por el hecho de conseguir el apoyo de Pelé, jugador histórico de Brasil.

La Nintendo Entertainment System, mejor conocida como NES y lanzada en 1983, también presentó un repertorio importante de juegos, como el Soccer y el Nintendo World Cup.

Tras superar elementos de diseño como el 8-bit, y con la aparición del SNES, los juegos de fútbol encontraron popularidad y mejoras significativas. El campo pasó a un formato 3D, crecieron las posibilidades de control de jugadores y el ambiente tuvo detalles significativos.

Uno de los videojuegos más conocidos fue el International Superstar Soccer, desarrollado por la empresa japonesa Konami, que incluía canchas nevadas, gritos de aficiones y hasta comentarios breves para dar la sensación que se trataba de una transmisión televisiva.

Fue Konami quien, años después, volvería ser protagonista dentro del mundo del fútbol digital. Pero fue Electronic Arts y un esfuerzo considerable la que gestó la primera gran revolución.

El FIFA, primera licencia

FIFA International Soccer fue el primero de la saga histórica de EA Sports (Foto Prensa Libre: YouTube).
FIFA International Soccer fue el primero de la saga histórica de EA Sports (Foto Prensa Libre: YouTube).

EA Sports apuró la marcha para que, en el marco de la Copa del Mundo Estados Unidos 1994, un videojuego contara con el aval de la máxima autoridad futbolística.

FIFA International Soccer se estrenó en 1993 y en nueve consolas. Pese a contar con el nombre de FIFA, el nombre de futbolistas reales aún no fueron incluidos. La popularidad y ventas del juego, sin embargo, sobrepasaron las expectativas de EA Sports.

El golpe definitivo llegó con FIFA 98: Road to World Cup, y publicado en 1997, ya para el Nintendo 64, Playstation y PC. Gráficas en tercera dimensión, futbolistas reales y el uso de banda sonora, con Song 2 de Blur como himno.

Un nuevo PES en el agua

El Pro Evolution Soccer (PES) se consagró como un juego de culto por su realismo (Foto Prensa Libre: YouTube).
El Pro Evolution Soccer (PES) se consagró como un juego de culto por su realismo (Foto Prensa Libre: YouTube).

La desarrolladora Konami se mantuvo a la estela de FIFA pero con el rediseño de su saga y el lanzamiento del Pro Evolution Soccer (PES) en 2001, para PlayStation y PlayStation 2, los esquemas modificaron.

Si bien en ventas se mantenía una brecha a favor de FIFA, el PES y sus siguientes ediciones captaron la atención de muchos usuarios por el realismo físico, controles, sensaciones gráficas y precisión de juego.

La irrupción del PES exigió a FIFA modificar sus esquemas para corregir el tono caricaturesco que aún se reflejaba.

La apuesta de EA Sports supo corregir la plana y aprovechar el uso de licencias oficiales. Con las posibilidades en PlayStation 3 y PlayStation 4, y la creación de mejores motores graficos, FIFA retomó aire.

Un torneo mundial

José Salazar, 26 años de edad, ha sido fiel al FIFA desde su edición 97. “Cada año van actualizando los jugadores y funcionalidades” “He probado otros simuladores y ninguno es como FIFA”. Es fanático al fútbol, uno se siente en los partidos y se divierte.

Juega para comparar su habilidad con otras personas. Convocatorias en redes sociales, rondas de eliminación directa. Hay premios: consolas, camisetas, artículos de fútbol.

Esas mismas competencias son desarrolladas por la FIFA, la institución, que organiza la FIFA Interactive World Cup (Copa interactiva de la FIFA, en español), donde cada año compiten los mejores gamers a nivel mundial.

El danés Mohamad Al-Bacha fue el ganador del torneo en 2016, recibiendo un premio de US$ 200 mil.

Mohamad Al-Basha se consagró campeón mundial en 2016. Obutov un premio de US$200 mil (Foto Prensa Libre: FIFA).
Mohamad Al-Basha se consagró campeón mundial en 2016. Obutov un premio de US$200 mil (Foto Prensa Libre: FIFA).

Industria millonaria, ganancias millonarias

La respuesta enorme de gamers que compran cada año FIFA es abrumadora, algo que responde a la misma inversión que realizan las empresas creadoras.

Carlos Alonso, desarrollador de videojuegos, también con estudios en simulación, explica que hay equipos de hasta mil personas en la producción de un juego.

"Hacer juegos es sumamente dificil. En lo que se refiere a equipo y dinero, siempre depende de la vision que se tenga para el resultado final", explica Alonso.

"Hay estudios pequeños que hacen juegos con solamente cinco o diez personas y por la fracción de dinero que una compañía como Rockstar o EA. Grand Theft Auto V, por cierto, costó $265 millones", añade.

José Rosales, director de cursos en MottionStudios, también atribuye que las mejores son consecuencia de un salto tecnológico.

Para Rosales, los animadores tienen más espacio para añadir detalles visuales sin sacrificar rendimiento del juego. 

Una de esas posibilidades surge de los Game Engine, o motores de juego, que "es una herramienta que permite y facilita el desarrollo de un juego".

Alonso explica que "en vez de tener que programar todo desde cero, el game engine da mas accesibilidad a los desarrolladores a implementar los mecanismos del juegos y dejar que todo encaje, ya sean sonidos, texturas, models 3D, animaciones, inteligencia artificial, scripting; el game engine permite que el juego funcione".

El éxito del fútbol en los videojuegos parece mantenerse al alza, uno de los preferidos por gamers, y uno de los que más dinero generarán en una industria creativa que se mantiene firme.