Tecnología

Más práctico es imposible

El Light Phone es un celular muy básico, cuyo fin es que el usuario no se distraiga con múltiples notificaciones.

Por Redacción Tecno

Estar cada vez más conectados y con gadgets súper avanzados no siempre es sinónimo de tranquilidad. Por ello, un grupo de emprendedores desarrolló un teléfono tan simple que solo permite hacer y recibir llamadas, y evitar distraer al usuario.

El Light Phone es un dispositivo muy liviano y discreto, el cual se puede guardar dentro de la billetera, y se limita únicamente a ofrecer la hora y guardar 10 números en su memoria. La idea, según sus creadores, es evitar lo más posible que se use el teléfono.

¿Demasiado simple? ¿No puede vivir sin su teléfono inteligente? Que no cunda el pánico: el Light Phone puede usarse como un accesorio del celular principal, ya que redirige hacía sí mismo las llamadas del móvil inteligente, por lo que también se presenta como el compañero ideal para escapar del ajetreo cotidiano y “desconectarse” un rato solamente.

Discreto

“El Light Phone permite el contacto sencillo, sin rings, dings o pings innecesarios”, dicen sus creadores en la página de financiación masiva Kickstarter, donde ha superado ya los US$200 mil de meta de recaudación.

“No estamos creando nueva tecnología. Hemos depurado todo menos el teléfono en sí, la única conexión esencial que necesita el usuario. El móvil está integrado en un diseño inteligente que respeta al usuario y a su simplicidad”, agregan.

El aparato cuesta US$100, y esperan comercializarlo a mediados del 2016. De momento, pueden realizarse por anticipado las compras del Light Phone a través de su página en Kickstarter.

Detalles

  • El Light Phone pesa 38.5 gramos. Mide 85.6 milímetros de alto, 53.98 mm de ancho, y  4, de grosor. 
  • Incorpora tecladotouch, altavoz, indicador LED, control de volumen, entrada para micrófono y para puerto micro USB.
  • Es un teléfono prepago GSM. Utiliza  tarjeta SIM, se adapta a cualquier operador.
  • Su batería dura  hasta 20 días.
  • El proyecto, dirigido por Joe Hollier y Kaiwei Tang, nació de  una incubadora experimental de Google llamada 30 Weeks, dirigida a diseñadores.