Tecnología

Microsoft dirá adiós en 2019 a sus dispositivos Surface, según analistas

La compañía tecnológica, conocida principalmente por el sistema operativo Windows, podría dejar de producir la línea de dispositivos Surface debido a las bajas ventas, de acuerdo a analistas y ejecutivos.

Por José Andrés Ochoa

Archivado en:

Microsoft Surface Windows
La Microsoft Surface Pro, una tableta híbrida, es parte de la familia de productos Surface, la cual podría dejar de producirse (Foto Prensa Libre: Microsoft).
La Microsoft Surface Pro, una tableta híbrida, es parte de la familia de productos Surface, la cual podría dejar de producirse (Foto Prensa Libre: Microsoft).

Durante el Canalys Channels Forum, un evento que reúne a diferentes empresarios y ejecutivos de compañías tecnológicas que se realizó del 3 al 5 de octubre en Venecia, Italia, distintos analistas mencionaron esa posibilidad.

Steve Brazier —CEO de Canalys, una empresa dedicada al mercadeo tecnológico desde diferentes enfoques— afirmó que Satya Nadella, CEO de Microsoft, es alguien "dedicado a los softwares y a las nubes", reportó The Registrer.

"El desempeño de Surface es inestable. Hay reportes trimestrales buenos y malos, pero en general no están haciendo dinero. No tiene sentido para ellos estar en ese negocio", agregó Brazier.

Gianfranco Lanci, presidente corporativo y COO de Lenovo dijo estar de acuerdo con Brazier y agregó que el fin de los productos Surface sería pronto.

"Puede que sea antes (del 2019). Microsoft está haciendo mucho dinero con la nube, Windows y Office, pero pierden dinero en sus dispositivos. No tiene sentido seguir", comentó Lanci.

Microsoft lanzó en 2012 su primer producto Surface, una tableta con el discutido sistema operativo Windows RT, que además estuvo marcada por su alto precio.

Desde entonces ha publicado más tabletas como la Surface Pro, computadoras como la Surface Studio y las portátiles Surface Book y Surface Laptop.

Sus dispositivos han llamado la atención de los medios tecnológicos y han recibido buenas críticas, pero con un precio que compite con los productos de Apple, el público nunca se ha terminado de convencer.

El fuerte de Microsoft continúa siendo el desarrollo de software, con el popular Windows 10 como el preferido por la mayoría de clientes, mientras que los programas Office, pese a cambiar a un servicio por suscripción, siguen siendo exitosos.

En cuanto al desarrollo de hardware, Microsoft ya fracasó con los Windows Phone, cuyo diseño y sistema operativo pasaron desapercibidos. Su navegador, Microsoft Edge, llegará pronto a los móviles con iOS y Android.