Tecnología

Presentan batería que se recarga en pocos minutos y dura 20 años

Científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur anunciaron que han inventado una batería de iones de litio que se recarga hasta el 70 por ciento en dos minutos y su vida útil es de 20 años, más de diez veces que las actuales.

Por POR AGENCIA EFE

<p><span id="result_box" lang="es"><span class="hps">Profesor </span><span class="hps">Chen</span> <span class="hps">Xiaodong</span> <span class="hps">con</span> <span class="hps">investigador</span> <span class="hps">Tang</span> <span class="hps">Yuxin</span> <span class="hps">y</span> <span class="hps">estudiante de doctorado</span> <span class="hps">Deng</span> <span class="hps">Jiyang</span><span>. (Foto Prensa Libre: tomada de media.ntu.edu.sg)</span></span></p>
Profesor Chen Xiaodong con investigador Tang Yuxin y estudiante de doctorado Deng Jiyang. (Foto Prensa Libre: tomada de media.ntu.edu.sg)

BANGKOK - Este descubrimiento tiene un gran impacto en todas las industrias, especialmente para los carros eléctricos, donde los consumidores tienen que soportar las continuas recargas y la escasa vida útil de las baterías, indicó la universidad en un comunicado.

El profesor Chen Xiaodong, director del equipo de investigación, afirmó que las nuevas baterías permitirán a los conductores de carros eléctricos recargar en cinco minutos, los mismos que utiliza más o menos los vehículos de gasolina.

| LEA TAMBIÉN: Material aumentará la duración de las baterías de los móviles |

Igualmente importante, podemos disminuir de manera drástica los desechos tóxicos que generan las baterías, ya que nuestras baterías duran diez veces más que la generación actual, agregó el profesor Chen.

Los investigadores de la universidad singapuresa utilizaron un nuevo material gel de dióxido de titanio en lugar del tradicional grafito utilizado en el polo negativo (ánodo) de las baterías de iones de litio.

| LEA TAMBIÉN: Lanzan en Suiza pila ecológica que funciona al sumergirla en agua |

El equipo convirtió el dióxido de titanio en nanotubos, que son miles de veces más finos que el cabello humano, lo que permite una recarga mucho más rápida.

Chen indicó que hay una empresa realizando pruebas y que la nueva batería estará en el mercado en los próximos dos años.