Tecnología

Primer vuelo de prueba del Solar Impulse 2

El avión suizo Solar Impulse 2, propulsado únicamente con energía solar, llevó a cabo este lunes su primer vuelo de prueba en la base aérea de Payerne, primera etapa antes de intentar en marzo del 2015 la vuelta al mundo.

Por AFP.COM

PAYERNE.- El vuelo alrededor de la base que se encuentra en el centro de Suiza duró 2H15, media hora más de lo que estaba previsto inicialmente.

El avión cuenta con cuatro motores eléctricos alimentados por 17 mil 200 células solares y este lunes el vuelo estuvo a cargo del piloto alemán Markus Scherdel. Es el mismo piloto que había hecho el primer vuelo con la versión anterior de este avión en junio del 2009.

Después de rodar varios cientos de metros por la pista, alzó el vuelo lentamente gracias a sus alas inmensas, de mayor envergadura que las de un Boeing 747.

La aeronave tiene previsto un programa de vuelos de prueba durante todo el verano boreal en Suiza. Tras una hora en el aire, el director del vuelo informó que no se había detectado "ningún problema en el sistema eléctrico y de propulsión" y que la estabilidad del avión era buena.

"Es un gran momento porque hemos trabajado mucho para conseguir estar en el aire a tiempo y ahora nos damos cuenta de que todo ha ido tal y como lo esperábamos. Hay que seguir con las pruebas, pero es un buen principio", declaró el piloto tras el aterrizaje.

"Estamos contentos porque todo ha ido muy bien y porque hemos cumplido con el plan que nos habíamos propuesto. Tenemos muchos datos que examinar, era el primer vuelo pero ha sido un éxito", subrayó Andre Borschberg, uno de los dos pilotos que darán la vuelta al mundo.

Este prototipo, el segundo que funciona exclusivamente con energía solar, tiene una evergadura de 72 metros, igual que un Airbus A380, pero tiene un peso de 2.300 kg, 150 veces menos que el Airbus.

Sus pilotos, Andre Borschberg, un ex piloto militar, y Bertrand Piccard, nieto del explorador Auguste Piccard, ya tienen mucha experiencia gracias al primer prototipo con el que cruzaron Europa para llegar a Marruecos antes de emprender el vuelo hacia Estados Unidos.

En el 2010 el avión solar había hecho un vuelo sin escala de 26 horas, probando que tenía capacidad para acumular suficiente electricidad de día para seguir volando de noche.

Pero esta vez el Solar Impulse 2 tendrá que volar en etapas de más de 120 horas seguidas, cinco días y cinco noches, el tiempo que se necesita para cruzar el Pacífico o el Atlántico.

Pretende despegar de la región del Golfo en marzo del 2015 para aprovechar las condiciones climáticas favorable en dirección al este, hacia el mar de Arabia, la India, Birmania, China, el océano Pacífico, Estados Unidos, el Atlántico, el sur de Europa, el norte de África y llegar al punto de partida. Durante el vuelo, que totalizará unas 500 horas, hará varias escalas.

Las células solares cargan durante el día unas baterías de litio que pesan 633 kg, dándole al avión en teoría una autonomía ilimitada. Durante la noche la velocidad se limita a 46 km/h para no gastar las baterías.