Tecnología

Robear fue desarrollado para ayudar a personas de la tercera edad

De los múltiples usos que tienen los robots, ayudar a las personas a movilizarse es uno de los aspectos en los que más invierten el tiempo los desarrolladores.

Por Alfredo Vicente

Robear tiene un aspecto simpático y caricaturesto, para no intimidar a los pacientes (Foto: Hemeroteca PL).
Robear tiene un aspecto simpático y caricaturesto, para no intimidar a los pacientes (Foto: Hemeroteca PL).

Qué mejor si el androide tiene cara de oso y asiste a quienes tienen dificultad para levantarse y caminar.

Conozca a Robear, un robot creado por japoneses que sirve como experimento para que en un futuro cercano la gente, en especial adultos mayores, tengan a alguien que los cuide las 24 horas.

Robear, desarrollado por el instituto de investigación Riken, en Japón, es la tercera generación del RIBA, una máquina que se dio a conocer por primera vez en el 2009 y a la cual le siguió RIBA-II en el 2011.

Fuerte y sensible

Este simpático “oso” tiene un aspecto caricaturesco y se mueve de manera cuidadosa para alejarse de la imagen “macabra” de los robots y mostrarse amigable con los pacientes.

Levantar a la gente de la cama, llevarla de un lado a otro y volverla a colocar en otra cama o en un sofá son algunas de las acciones que han perfeccionado los creadores de Robear en cada versión del invento.

“El robot puede mover sus extremidades de manera muy rápida y precisa, y a su vez de una forma suave. Además, incorpora tres tipos de sensores que le permiten hacer movimientos suaves; esto asegura que Robear pueda llevar a cabo tareas intensivas de alta energía como cargar pacientes sin ponerlos en peligro”, indica Riken.

Innovación

Robear sigue en fase de desarrollo, y cada vez se acerca más al servicial robot que sus desarrolladores pretenden algún día llevar a hospitales y asilos.

Además de mejorar su movimiento y desempeño en los últimos años, Riken ha logrado reducir el tamaño de Robear en cada versión. El robot pesa en la actualidad 309 libras, mientras su antecesor sobrepasaba las 500.

Su debut comercial será en Japón, un país con una creciente población de adultos mayores.

“Realmente creemos que este robot será un avance en el campo de la enfermería, para aliviar la carga que los cuidadores tienen hoy en día”, asegura Toshiharu Mukai, líder del equipo Robot Sensor Systems Research, de Riken.