Decisión Libre 2015

Violencia repunta en año electoral

Existen variables que podrían explicar la violencia antes, durante y después de un proceso electoral, para el evento actual se estima que unos 74 municipios podrían manifestar alto grado de conflictividad.

Por Manuel Hernández

A 31 días de las elecciones generales, la consultora de la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (Ifes) Marizza Herrera presentó en el programa Decisión Libre el diagnóstico sobre conflictividad electoral, en el que resalta que hay 74 municipios con índices de alto riesgo.

¿Cuántos municipios representan algún tipo de conflictividad electoral?

A grandes rasgos, lo que encontramos es que tenemos identificados 74 municipios con riesgo alto y 148 con riesgo medio.

¿Se incrementa la violencia en año electoral?

Al analizar los últimos cuatro procesos electorales y al identificar los delitos a nivel global que ocurren en el país, se reporta que cada año electoral tiene una incidencia delictiva mayor que el año anterior, esto a pesar de que el 2015 no ha terminado y no podemos decir con certeza que así va ser, pero el patrón nos dice que este podría ser un año con mayor tasa delictiva en relación con el 2014.

¿En los procesos anteriores se ha visto que esta relación delictiva tenga alguna conexión o incidencia en el proceso electoral?

No necesariamente hay una conexión directa, sino que es el marco contextual de inseguridad en el cual se insertan las elecciones, por lo cual es importante tenerlo presente, porque es nuestro escenario donde se desarrollan las elecciones: Guatemala. Tener claro que hay un marco de delitos en general en los cuales viene a insertarse, además, un campo de ilícitos electorales y de conflictividad y violencia electoral muy específico.

¿De qué tipo de hechos delictivos se está hablando?

Este repunte de delitos es a nivel general. Hablamos de robo de celulares, muertes violentas que no tienen nada que ver con el tema electoral, solo el contexto donde se desarrollan las elecciones.

¿Se repiten municipios del mapa de conflictividad del 2011 con el de este año?

En el estudio tomamos una serie de variables que nos hacen identificar el factor de riesgo y aquellos municipios donde pasados procesos electorales del 2007 y del 2011, que fueron los puntos de referencia electoral, tuvieron conflictividad; hay una coincidencia de algunos en riesgo alto o medio en este 2015, precisamente por esos antecedentes.

¿Hay uno de los apartados donde se habla de violencia y conflicto electoral a que se refiere?

Hacemos diferenciación de tres momentos, preelectoral antes de la votación, el día de la votación y postelectoral. En el 2011 identificamos 163 casos de violencia y conflictividad preelectoral, y en este 2015, de enero a junio, llevamos 49 casos; hay una reducción. En Ifes somos una de las pocas instituciones que efectivamente sistematiza información específica de conflictividad electoral.

¿Cómo hacen para clasificar que un homicidio se da por tinte político o electoral?

Eso es muy importante aclarar: en Guatemala se registran 16 homicidios diarios dentro de este contexto. Puede ocurrir la muerte de un candidato a alcalde, pero cómo saber si esa muerte es por un tema político, que es una condición para clasificarlo como violencia electoral, y es donde tenemos y partimos de una hipótesis que tiene un componente o móvil político bajo esa premisa. En virtud de los niveles de impunidad en el país, realmente no podemos tener esa certeza de si fue un móvil político u otro.

¿Han identificado por qué en el 2011 y el 2015 se reportan departamentos con índices altos y bajos de incidencia conflictiva?

No necesariamente son factores culturales. Dentro de este diagnóstico se inserta la conflictividad estructural de Guatemala; es uno de los antecedentes que tomamos en cuenta.