Cifra de embarazos en niñas continúa alta, según autoridades

Autoridades de varias instituciones de Zacapa están preocupadas porque se mantiene un alto número de embarazos de menores de edad en ese departamento.

Por POR VÍCTOR GÓMEZ

<p>La PGN&nbsp; investiga&nbsp; el caso de esta joven quien&nbsp; resultó embarazada de violador. (Foto Prensa Libre: Víctor Gómez)</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p>
La PGN  investiga  el caso de esta joven quien  resultó embarazada de violador. (Foto Prensa Libre: Víctor Gómez)  

ZACAPA.- Según datos de la delegación de la Procuraduría General de la Nación (PGN), en lo que va del año se han registrado 59 casos de embarazos en menores de 14 años, mientras que en el 2013 fueron 67, por lo que vecinos consideran que el número está por superar al del año anterior.

Brenda Ramos, delegada de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), expuso que esa institución hace sondeos en hospitales y centros de Salud, y que contabilizan 300 casos de embarazos en menores de 17 años, desde enero último hasta la semana recién pasada.

Eduardo Lira, psicólogo del Hospital Regional de Zacapa, manifestó que entre las causas de embarazos a temprana edad está la falta de educación sexual, tanto dentro del hogar como en las escuelas.

Recomendó que el tema sea tratado con las familias por las autoridades y entidades que velan por la mujer.

Dora Alvarado, coordinadora de la Oficina Municipal de la Mujer, indicó que el Ministerio de Salud debe trabajar para contrarrestar esta situación, en especial en el área rural.

El director del Hospital Nacional de Zacapa, Juan Tomás García, manifestó que se debe impartir educación sexual a los menores, pues luego se sufren las consecuencias.

Preparan campañas

Los municipios de Zacapa donde más se han reportados casos de menores embarazadas son Gualán, Teculután, San Diego y Cabañas.

Las edades más frecuentes oscilan entre los 13 y 14 años.

Brenda Ramos, delegada de la PDH, expuso que preparan un protocolo para el 2015, con campañas sobre prevención:

“Vamos a trabajar en escuelas para padres, y con niñas y adolescentes en los establecimientos, así como con los docentes”, refirió.

Ramos pidió que la población denuncie los casos: “Muchas veces no se denuncia porque el agresor está en la vivienda, y puede ser el padre o hermanos”.