Falta de empleo

Descripción imagen
Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurrita...

Cumbre con presidentes con pobres antecedentes

Opinión

Empezando por Guatemala metida dentro conflictos sísmicos, políticos y corruptos. 1. Sísmicos:  fue un sismo de magnitud de 7.5 grados que sacudió a Guatemala el miércoles 4 de febrero de 1976. Este me dejó la experiencia de ver cómo, con el tiempo, las nuevas generaciones olvidan que vivimos en un país con grandes fallas geológicas y cubierto de fallas importantes, como la falla del Motagua y la placa de Cocos, que es una placa tectónica debajo del océano Pacífico de la costa occidental de América Central, la placa de Cocos y la placa de Nazca. La placa del Caribe se mueve en dirección sureste. Son las estructuras geológicas por deformación de la corteza terrestre, produciendo una cordillera volcánica como el Volcán de Fuego, uno de los volcanes aún activos y causante de la última erupción que arrasó la zona periférica con su derrame de lava, destruyendo zonas habitacionales en sus laderas. Los peligros de las fundaciones sísmicas del terremoto de 1976 son las fallas, roturas y derrumbes que han recibido poca atención pública y profesional. Según el geólogo Samuel Bonis, estamos próximos a otro igual. Muchos puentes, torres de alta tensión, postes de luz y de teléfonos y carreteras colapsaron o se destruyeron. Los rieles de las líneas de los ferrocarriles se retorcieron como culebras —atención a los que intentan realizar un metro o funiculares—. Las principales fallas ocurrieron en la ciudad capital. La de Cocos fue la responsable del reciente terremoto en San Marcos. La del Motagua produjo otras fallas en Mixco y en Santa Catarina Pinula. La de  Mixco fue la peor, pues se subdividió en alrededor de 20 fallas secundarias de norte a sur. Tanto en una falla como en la otra se desarrollaron una serie de proyectos urbanos sin estudios territoriales (Wihem) de los cuales el primer aviso lo tenemos en el deslave del Cambray 2.

Prensalibre.tv

Videos de Portada