El agro, pieza fundamental en el desarrollo de Latinoamérica

El impacto de la pandemia y de los fenómenos climáticos reflejan la importancia del agro para la seguridad alimentaria del ser humano.

La fusión de tecnología con la agronomía permite que Universidad Zamorano se encuentre a la vanguardia.
La fusión de tecnología con la agronomía permite que Universidad Zamorano se encuentre a la vanguardia.

El agro es una de las actividades más importantes en la economía mundial, su evolución ha ido de la mano con el desarrollo de la humanidad misma, y toma mayor relevancia en la actualidad por diversos factores.

El cambio climático y la necesidad de un desarrollo sostenible, así como las nuevas tecnologías, hacen que el agro tome un rol vanguardista en el presente y para las futuras generaciones.

Recientemente con la pandemia del covid-19 ha quedado evidenciado el papel fundamental que tiene el agro en la salud y el bienestar del ser humano.

Actualmente existen diversos métodos con los que los profesionales de la agronomía crean las mejores condiciones que permiten conseguir productos de primera línea, respetando la naturaleza y dándole a nuestros recursos naturales el valor que se merecen.

Entre los métodos que podemos mencionar se encuentra el control biológico, una técnica de agricultura sostenible en la que se utilizan organismos vivos para disminuir el impacto de las plagas en los cultivos.

Esta técnica ayuda a disminuir el uso de agroquímicos y el manejo de plagas. Adicionalmente, no daña la salud y los productos biológicos o bioplaguicidas ayudan a reducir los costos e incrementan el desarrollo de las plantas.

En Latinoamérica, una región que basa gran parte de su economía en la actividad agrícola es importante tener las mejores herramientas para el desarrollo del agro.

El aprendizaje que experimentan los estudiantes en los módulos, fortalece conocimientos y competencias con el acompañamiento de docentes con prestigio internacional.

 

Es por lo que la Universidad Zamorano, consciente del valor del agro y los recursos naturales, ha formado desde hace 78 años a profesionales, que inspirados en el lema “El Trabajo Todo lo Vence” hoy contribuyen con sus conocimientos con el progreso socioeconómico de Latinoamérica y del mundo.

Zamorano también conocida como Escuela Agrícola Panamericana, fue fundada en 1942 y desde ese entonces ha crecido y aportado profesionales con la capacidad de trabajar en pro de la transformación rural y el desarrollo de industrias agrícolas para que sean competitivas a nivel internacional.

El enfoque estratégico de la universidad se basa en el uso de tecnologías sostenibles. En el 2021 se inaugurará el segundo parque solar convirtiendo a Zamorano en un referente en Latinoamérica.

 

Propuesta educativa

“Aprender haciendo” un modelo de 45 módulos, además 19 laboratorios de tecnología y cinco centros de enseñanza e investigación son lugares donde se genera el conocimiento agropecuario de la región.

Parte de la mística de Zamorano es el Panamericanismo y la formación de carácter de sus profesionales, inculcándoles disciplina. El ambiente en el campus de esta notable universidad es pluricultural y multiétnico, con alumnos que provienen de distintos países y continentes.

Agronomía, Ambiente y Desarrollo, Agronegocios y Agroindustria Alimentaria son las propuestas educativas que Zamorano ofrece, destacan los 1029 guatemaltecos egresados. En total Zamorano ha graduado a más de nueve mil profesionales de 30 países, formando la red agropecuaria más importante en el mundo.

El programa insignia de Zamorano es la Maestría de Agricultura Tropical Sostenible (MATS), que graduó este año a su primera promoción, profesionales procedentes de seis países de Latinoamérica donde la mejor estudiante es la guatemalteca Andrea Reiche. En 2021 ampliará su oferta de posgrados con la puesta en marcha de dos maestrías en conjunto con INCAE en Costa Rica y EAFIT en Colombia.

Los procesos de investigación en Universidad Zamorano van de la mano con la tecnología.

 

Orígenes

Zamorano nació para fomentar el desarrollo en la región a través de investigación aplicada. Su educación está respaldada por diversas acreditaciones como en la Carrera de Agroindustria Alimentaria con el Instituto de Tecnólogos de Alimentos (IFT, por sus siglas en inglés) y Acreditación Internacional de los Laboratorios de Análisis de Alimentos y Microbiología de Alimentos, norma ISO/IEC 17025 2025 y entre otras certificaciones en varios laboratorios.

En Zamorano impulsan varios proyectos en los que participan los alumnos. Entre ellos se encuentran el Parque Solar en el que generan energía limpia, la crianza del insecto Hermetia Illecens para alimentar con sus larvas a pollos de engorde y gallinas ponedoras, entre otros.

En 2021 Zamorano tendrá nuevas opciones de posgrado enfocadas en las necesidades del agro en Latinoamérica, una región única en el mundo que por su clima ofrece innumerables opciones de desarrollo profesional en el agro, retos que permiten a los profesionales de Zamorano destacar en su gremio.

Los alumnos participan en investigaciones reales y que son orientadas al desarrollo de las comunidades de la región.