Sindicalistas exigen reubicación de maestros 

Integrantes del Sindicato de Trabajadores de Educación de Guatemala ocuparon este lunes la Dirección Departamental de Educación (Dideduc), en Cobán, Alta Verapaz, para exigir que la directora interina, Ana Lucía Solares García, respete el pacto colectivo y firme la reubicación de 450 maestros

Publicado el
Docentes manifiestan frente a la Dideduc, en Cobán, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).
Docentes manifiestan frente a la Dideduc, en Cobán, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam).

“No se ha cumplido lo establecido en el pacto colectivo, a pesar de que, las juntas mixtas encargadas de reubicaciones de personal ya habían logrado movimientos en todo el departamental”, manifestó el sindicalista  Giovanni Beltetón.

Agregó que la directora Solares García y su grupo asesor establecen que lo logrado no está bien, y se debe regresar a los maestros a sus escuelas que estaban anteriormente.

Resaltó que algunos docentes fueron reubicados, debido a enfermedades que padecen, por lo que no pueden permitir que se viole el pacto colectivo. Agregó que  el sindicato no ha vendido plazas no reubicaciones. 

Pidió el nombramiento del nuevo director departamental de Educación. “Pedimos la remoción de Solares García, y  que retorne a su puesto anterior en la institución”, afirmó Beltetón.

Hamiltón García, maestro de Santa María Cahabón, expresó que llegó a la Dideduc, porque no le han dado la resolución de su reubicación. “Hay necesidad de nuestro trabajo en las comunidades, por eso venimos a exigir que nos resuelvan está situación, porque no podemos estar así”, expresó.

Selvin Zepeda Leal,  sindicalista, dijo que el problema es que la directora interina no quiere firmar los documentos de los acuerdos de la Junta Mixta, pese a que existe un estudio.

Ana Lucía Solares García, directora departamental de Educación. (Foto Prensa Libre:  Ángel Tax).

Ana Lucía Solares, directora interina, indicó que han tenido algunos inconvenientes con las personas que pertenecen al sindicato.

Agregó que la molestia de los sindicalistas es  porque aducen que trabajaron las reubicaciones con el anterior director y con las Juntas Mixtas Municipales.

“Querían que firmara sin tener conocimiento del caso. Les dije que no firmaría ningún documento si no estaba segura de qué estaba firmando”, manifestó. 

Dijo que faltó comunicación entre ambas partes y que espera que los inconformes permitan que  continúen las labores de la institución para no atrasar los procesos administrativos.