¿Por qué ha aumentado la demanda de vasectomía en Quetzaltenango?

En los últimos tres años se incrementó en Quetzaltenango el número de hombres que acceden a la esterilización quirúrgica en los servicios públicos de Salud. Sin embargo, por cada varón que accede a ese método de planificación familiar, 28 mujeres lo hacen.

Publicado el

Archivado en:

ciudadesvasectomíaXela
Medico y Trabajadora Social del departamento de Planificación Familiar del Área de Salud muestran imágenes que utilizan para explicar a los usuarios sobre la vasectomía. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Medico y Trabajadora Social del departamento de Planificación Familiar del Área de Salud muestran imágenes que utilizan para explicar a los usuarios sobre la vasectomía. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Según personal del área de Salud de Quetzaltenango y del Observario de Salud Reproductiva, dentro de los factores que han contribuido para que se incremente las solicitudes de esa cirugía está la sensibilización y educación hacia los hombres ya que eso ha permitido que se pierdan los mitos, como el que la vasectomía puede causar impotencia sexual. 


“Como en todo método de planificación familiar, hay mitos sobre la vasectomía. Se dice que el hombre queda impotente, pero eso es no es cierto, todo lo contrario. El hombre debería tener más libertad, porque está confiado de que ya no embarazará a su pareja. Eso puede ayudarlo emocionalmente”, indicó Oliverio Quijivix, enfermero encargado del programa de distribución de métodos de planificación familiar del Área de Salud.

Sin embargo, el factor económico también juega un papel importante, ya que muchos hombres prefieren esterilizarse porque ya no tienen más dinero para mantener niños. 

Brenda Quemé, encargada del departamento de Salud Reproductiva del Área de Salud de Quetzaltenango, explicó que “la mayoría son jóvenes, manifiestan que ya no pueden mantener a más hijos y que prefieren operarse”.

Lea también:Quetzalteco ha coleccionando los álbumes de los últimos 10 mundiales

“Creemos que este grupo de la población masculina es el que se ha informado sobre sus derechos reproductivos y sabe que acceder a estos métodos para controlar la fertilidad es parte de una paternidad responsable”, dijo Quemé.

Responsabilidad

Quienes han participado en las jornadas médicas consideran que es importante motivar a otros hombres a que sean responsables y opten por la vasectomía para controlar el número de hijos.

“Muchas veces recargamos a las mujeres con toda la responsabilidad por el hecho de que son las que dan a luz, pero debemos ser conscientes de que con la situación económica del país, no se puede dar una vida buena a muchos niños; es mejor tener dos o tres. Para continuar la vida en pareja es mejor estar tranquilos y operarse uno de los dos; no necesariamente debe ser la mujer”, dijo Andrés López, quien accedió en el 2016 a practicarse la vasectomía.

En el 2015 fueron 32 hombres los que atendieron la convocatoria de las jornadas de vasectomía, en el 2016 el número se incrementó a 59 y en el 2017 a 73. Para este año, la meta del área de Salud es que sean 118 hombres. En los primeros tres meses se han reportado 28.

Aunque el año pasado 73 hombres se hicieron la vasectomía, el número de mujeres que se practicaron una esterilización quirúrgica fue de dos mil 78. De acuerdo con los trabajadores del Área de Salud, uno de los principales obstáculos para que los hombres accedan a métodos de planificación familiar son los mitos y el machismo.

Problema de difusión

Quijivix explicó que en el caso de los hombres es más difícil que haya disposición para hacerse la cirugía: “Conforme se van animado unos, otros se motivan”, afirmó.

Añade que para educar sobre ese tema, el personal médico lo hace por medio de consejerías o pláticas a las parejas que acuden a los servicios de salud, ya que carecen de programas de difusión masiva.

Quemé explicó que los hombres deben firmar un consentimiento para ese método de planificación, ya que es definitivo. A pesar de eso, la mayoría de pacientes oscila entre 25 y 35 años.

La médica asegura que los integrantes del Departamento de Planificación Familiar se sienten satisfechos porque se ha incrementado el número de hombres del área rural que desean ser operados.

Al ingreso del Área de Salud de Quetzaltenango hay afiches sobre la paternidad responsable, parte de esto es la planificación familiar.

“Recordemos que en nuestra cultura está arraigado el machismo. Entonces, son las mujeres quienes sufren en carne propia la responsabilidad de los hijos. Además, todavía hay varones que le asignan a la mujer el control de la fertilidad, pero nos agrada que esto esté cambiando y ya haya hombres en comunidades rurales que se interesen por la vasectomía”, dijo Quemé.

Según empleados del Área de Salud, se necesita continuar con las jornadas gratuitas y trabajar para que estas sean en horarios flexibles, ya que de esa manera es más fácil para los pacientes, pues la mayoría trabaja. 

Según Quemé, la operación no tiene mayores complicaciones y solo necesitan evitar actividades físicas por dos o tres días, además de utilizar preservativo por los tres meses siguientes a la vasectomía.

Noemí Racancoj, integrante del Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar), considera que es necesario que hombres y mujeres se informen para tomar en serio la planificación familiar y contribuir al control de la natalidad, para evitar el crecimiento de la población como ha ocurrido en los últimos años.

“Trabajamos por los derechos reproductivos de las mujeres y de los hombres. Es importante que ambos se informen y sensibilicen. Por muchos años las mujeres accedían a este método de planificación, pero actualmente el servicio de Salud Pública también lo brinda de forma gratuita para los hombres”, dijo Racancoj.

Contenido relacionado:

Harán pruebas de ADN a integrantes de la banda de Rigorrico por plagio de empresario

De 35 a 40 personas son atendidas a la semana por accidentes laborales en la ciudad

Mujeres indígenas víctimas de violencia denuncian lentitud en procesos legales