Tips para que tus hijos vayan al cole con todas sus ganas

Con un toque chocolatoso puedes hacer que tus hijos vayan al colegio alimentados y entretenidos.

Archivado en:

chocokrispis

Las luchas matutinas para despertar a tus hijos, sacarlos de la cama, que desayunen, que no olviden su lonchera ¡y que no los deje el bus! Estos son tan solo algunos de los retos que enfrentas día a día con la rutina del colegio.

En estas carreras no se te puede pasar por alto la comida de tus hijos, porque cuando los niños están en etapa de crecimiento y están descubriendo en qué son buenos, la alimentación es uno de los aspectos que más debes vigilar. La pregunta que más les preocupa a los padres de familia es: ¿qué incluyo en el desayuno y la lonchera de mis hijos para que sea equilibrado y disfruten comiéndolo?

El desayuno es la comida más importante del día y su ausencia hace que los niños se sientan cansados y distraídos, afectando directamente su desempeño escolar. Por eso, es tan importante que sus desayunos sean equilibrados y aporten el 20% de las recomendaciones diarias de energía, vitaminas y nutrientes. Choco Krispis® conoce las necesidades y preocupaciones de los padres, por lo que en su fórmula incluye arroz natural fortificado con vitaminas y minerales como el calcio para ayudar a fortalecer sus huesos, el hierro que ayuda a que las neuronas de tu hijo conecten más rápido y zinc para apoyar a la adecuada función cerebral. Además, la nueva fórmula contiene 10% más cocoa, no contiene colorantes y su sabor es 100% natural, por lo que es una excelente opción para incluir en el desayuno de tus hijos.

CHOCO 3
Desayuno achocolatado. Encuentra la receta abajo.
CHOCO 2
Postres preparados en familia. Busca la receta abajo.

Desayuno achocolatado: agrega los granos de arroz natural bañados en cocoa, a un tazón de las frutas que más le gusten. Añade leche o yogurt para completar un desayuno nutritivo y delicioso.

Delicioso snack: cualquier niño saltaría de emoción al ser recibido en casa con un choco banano casero para terminar el día con broche de oro.

  • Para lograrlo, inserta los bananos en una paleta y apártalos.
  • Prepara una mezcla de chocolate calentándolo en baño de maría y añádele los deliciosos Choco Krispis® al gusto.
  • Baña los bananos con la mezcla de chocolate y Choco Krispis®.
  • Colócalos en una bandeja y déjalos reposar en la refri por 15 minutos.
  • Sácalos y estarán listos para repartir y disfrutar.

Postres preparados en familia: la experta en paternidad, chef y escritora Annabel Karmel indica que “pasar el tiempo con tus hijos cocinando y horneando no solo generará memorias felices, también es una gran oportunidad para enseñarles todo tipo de habilidades invaluables, en especial la importancia de tener una dieta balanceada y saludable”. ¿Entonces? ¡Qué esperas para preparar con ellos una nueva aventura en tu cocina, postres con Choco Krispis®!

 

 Queremos que nuestros hijos crezcan grandes y fuertes, desarrollando sus habilidades mentales. Recomendamos que consuman productos libres de colorantes y saborizantes artificiales. Choco Krispis® reinventa su fórmula y en este 2,019 trae grandes sorpresas para los guatemaltecos. ¡Espéralo!

Una receta para que empieces

Trufas de chocolate con Choco Krispis

Estas bolitas de sabor le abrirán el apetito a tu pequeño y le aportará nutrientes y grasas buenas para su organismo.

Ingredientes

  • 2 ¼ tazas de Choco Krispis®
  • 5 cdas. de miel
  • 2 cdas. de cocoa
  • 5 cdas. de agua
  • ¼ taza de nuez picada
  • ¼ taza de coco rallado (tostado)
  • ¼ taza de cocoa para la cubierta

Procedimiento

  1. Coloca tus Choco Krispis® en el procesador y procésalos sin que queden muy finos.
  2. Mézclalos con la miel, la cocoa y el agua. Integra bien los ingredientes, debe de quedarte una masa fácil de manipular.
  3. Forma bolitas con las manos y rueda las bolitas por las diferentes cubiertas de nuez picada, coco rallado y cocoa.
  4. Puedes añadir otros copos de Choco Krispis® en la cubierta para darle un toque crujiente.

Colócalas sobre capacillos chicos y mantenlas refrigeradas hasta el momento de servirlas.

Fuente: Kellogg’s