Escenario

Fallece Manuel Ocampo 

Por POR LUCíA HERRERA Y CRISTIAN DáVILA 13:19 | 16/12/2009

A los 79 años de edad dejó de existir el bailarín y coreógrafo Manuel Ocampo, a causa de un cáncer que padecía desde hace algún tiempo.

Hasta sus últimos días, Ocampo fue director del Grupo de Danza de la Universidad de San Carlos del cual fue fundador, y hace unos meses en el Ballet Guatemala montó su coreografía para la La Bayadera, en la que participaron bailarines rusos del Bolshoi.

Ocampo (1930-2009) trabajó por la danza desde que la descubrió, cuando estaba en sexto primaria, se entregó a ese arte por completo cuando cumplió 16 años.

Ingresó en el Ballet Guatemala desde que este se fundó, en 1949. Después, en 1958, tuvo la suerte de ser elegido por la Dirección de Bellas Artes para estudiar en la Metropolitan Opera House, de Nueva York. Al terminar sus estudios en EE. UU. fue bailarín invitado en el Ballet Nacional de Cuba y en el Ballet de Concierto de México. Al mismo tiempo fue primer bailarín del Ballet Guatemala, de 1949 a 1976. En la década de 1960 y principios de 1970 fue parte de la llamada edad de oro del Ballet Guatemala, como pareja de la primera bailarina Christa Mertins.

En esa época efectuó giras artísticas por Centroamérica, México, Suramérica, EE. UU., Alemania, España y Francia, entre otros países. Fue director de la Escuela Nacional de Danza, de 1976 a 1992; director del Ballet Universitario de Panamá, y fundador y director del grupo de Danza de la Usac.

Además de su trabajo como bailarín y maestro de danza, realizó una importante labor como coreógrafo. Dentro de su amplia lista de montajes propios se pueden mencionar: Sanzón y Dalila, Pescadores, Giselle, El lago de los cisnes, Romeo y Julieta, La Bayadera, Cuadros y Mascarada.

El funeral

Los restos del maestro Manuel Ocampo serán velados en Capillas Señoriales de la zona 9 hasta las 11.30 horas. A las 12 horas, se tiene prevista una misa de cuerpo presente en la iglesia Santa Teresa —4a. calle y 8a. avenida, zona 1—. Luego, se dirigirá al Conservatorio Nacional de Música y luego, al Centro Cultural Universitario, donde se le rendirá un homenaje, por su amplia trayectoria.

El sepelio será, a las 16 horas, en el cementerio Las Flores.

Luto en el arte

La muerte del maestro Ocampo se suma a la tristeza que ya invade a las artes guatemaltecas, por el fallecimiento, el pasado martes 15, del maestro Salomón Gómez, actor, locutor y director de teatro muy reconocido en el país.

Las artes de Guatemala están de luto por la pérdida de un gran bailarín.

Christa Mertins

Primera bailarina

“Es una gran pérdida, porque fue una gran persona y un gran bailarín. Dedicó su vida a la danza. Él siempre ayudó y empujó a los artistas jóvenes. Será recordado y extrañado por su gran corazón. Es una persona que, por su talento y calidad humana, merece La Orden del Quetzal póstuma”.

Eddy Vielman

Primer bailarín

“Es una pérdida muy grande para la danza en Guatemala. Él dejó un gran legado en todos nosotros. Fue un gran ejemplo. Lo que más apreciaba de él fue que me enseñó a amar y respetar la danza. Yo llevo más de 30 años en la danza, y por él entendí que esta es un verdadera profesión. Él guiaba a sus alumnos como a sus propios hijos. Transmitía el verdadero compromiso por la danza”.

Amalí Selva

Primera bailarina

“Es una gran pérdida para la danza nacional, al igual que cuando falleció el maestro Antonio Crespo. Él dio sus mejores esfuerzos por el arte del país. Además, fue un gran coreógrafo. En su legado deja importantes montajes coreográficos como Romeo y Julieta y La Bayadera, entre otros. Lo sentimos y lamentamos mucho”.