Conoce la historia de Pedro, el niño quichelense que sufrió un accidente con cables de alta tensión y entregó medallas en la carrera BAMFundaquem

La infancia de Pedro ha tenido un cambio inesperado y drástico, al perder las dos manos a causa de un accidente con cables de alta tensión, mientras se encontraba jugando y volando un barrilete.

Publicado el
Este domingo a las 8 de la mañana se desarrolló la quinta edición de la Carrera BAMFundaque. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Este domingo a las 8 de la mañana se desarrolló la quinta edición de la Carrera BAMFundaque. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

Se quemó con cable de alta tensión cuando se encontraba jugando barrilete, en la aldea Chel en el municipio de Chajul, del departamento de Quiché.

Lo que parecía un día normal, lo que sería un día de juegos terminó siendo un momento trágico para Pedro y su familia, que a partir de ese instante su vida tendría un cambio inesperado.

Mientras el menor se encontraba jugando con su barrilete, este tocó un cable de alta tensión, y fuera tratado en una de las unidades de niños quemados de Fundaquem, este accidente hizo que Pedro perdiera las manos y una parte de los brazos.

Esta mañana Pedro y otros niños que han sido tratados en esta institución estuvieron colaborando con la colocación de medallas a los más de 2 mil 500 corredores que participaron en la quinta edición de la carrera BAMFundaquem, en un circuito de 5 y 10 kilómetros, que tuvo salida y meta en el Obelisco.

La alegría de Pedro al colocar las medallas sorprendía a pequeños y adultos que salían con la satisfacción, no solo por haber hecho deporte, sino por haber contribuido a esta fundación que ayuda a muchos otros niños que como Pedro han sufrido quemaduras.

Familias acompañadas de sus mascotas, compitieron en la carrera de este domingo. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

“Agradecemos bastante el apoyo que hemos recibido de la fundación. Estamos contentos de haber participado en esta actividad, agradecemos a todas las personas que participaron en la carrera”,  comentó Salvador Cava padre de Pedro.

Todos los fondos recaudados en las inscripciones  serán destinados para la Fundación de Niños Quemados, para que sigan fortaleciendo los servicios médicos.

Fundaquem atiende un poco más de 50 mil casos de quemaduras en niños por año, en tres unidades médicas en los hospitales Roosevelt, Amatitlán y San Juan de Dios, donde brinda los servicios de curaciones ambulatorias, tratamientos de mallas de presión, ortesis, fisioterapia, máscaras de uvex, evaluaciones clínicas, cirugías reconstructivas, apoyo sicológico y prótesis de extremidades superiores e inferiores.

Más de 2 mil 500 corredores fueron parte de esta fiesta deportiva en el Obelisco. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

“Estamos muy contentos por toda la participación que tuvimos de los corredores,  hay muchos que vamos a hacer la diferencia para muchos niños y niñas de Guatemala que han sufrido quemaduras, esperamos que en los próximos años, nos sigan ayudando y participando”, expresó Hazel Barrundia,  gerente división de mercadeo y marca de BAM.

Esta carrera también contó con el apoyo de Seguros Agromercantil, panadería San Martín, Agua Pura Salvavidas, Arca de Noe, Volaris, Pollo Campero, Bio-film, Centro Comercial Parque Las Américas, Fundación Pantaleón y Patronato de Asistencia Social del Hospital Roosevelt.

Contenido relacionado

José Carlos González y Rosmery Rivas triunfan en el Medio Maratón Internacional de Xela

GALERÍA | Quetzaltenango vive la fiesta atlética de los 21K 2019 que dejó grandes momentos

Muere Rubén Chalí, el padre de las corredoras Merlin, Maritza y Kimberly

Archivado en:

Atletismo