El cruyffismo se mantiene vivo un año después de la muerte de Johan Cruyff

Este viernes se cumple un año de la muerte de Johan Cruyff, que falleció víctima de un cáncer de pulmón a los 68 años, y su legado y memoria se mantienen muy vivos en buena parte del barcelonismo, que sigue haciendo del cruyffismo toda una religión futbolística.

Publicado el
Los aficionados del Barcelona mantienen vivo el recuerdo de exentrenador holandés Johan Cruyff, quien falleció hace un año por un cáncer de pulmón (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los aficionados del Barcelona mantienen vivo el recuerdo de exentrenador holandés Johan Cruyff, quien falleció hace un año por un cáncer de pulmón (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Se cumple el primer aniversario una noticia que conmocionó a la familia azulgrana, cuando los Cruyff confirmaron a través de un comunicado el adiós de uno de los grandes mitos del futbol, quien llevaba luchando desde el octubre anterior contra un cáncer, como él mismo informó.
 
Numerosas muestras de apoyo y condolencias llegaron de todas las partes del mundo para dirigirse tanto a Barcelona como a su ciudad natal, Amsterdam, aunque fue el Camp Nou el punto de encuentro más multitudinario, en el que se reunieron azulgranas y aficionados al futbol en general.
 
La tribuna del estadio azulgrana fue el lugar escogido para crear un memorial a la figura de Cruyff, quien al día siguiente de su fallecimiento fue incinerado, en un acto privado, como así solicitó la familia, la cual aceptó del club barcelonista toda la actividad que se generó en el Camp Nou para rendirle un homenaje multitudinario que duró días.


 
Pasado un año, el cruyffismo ha seguido muy vivo, especialmente en el debate futbolístico que tanto genera el entorno del FC Barcelona, aunque el mismo Cruyff aún con vida hacía años que se había retirado de la escena cuando abandonó el banquillo de la selección catalana.

Movimiento total

 Su legado no solo sigue vivo en el Barcelona, con algunos matices, sino que el futbol propuesto por el holandés, proveniente de la escuela holandesa representado en su máxima expresión a finales de los sesenta y años setenta, el llamado futbol total, también ha sido asumido por otros clubes y entrenadores.
 
Muchos de ellos no han escondido que su metodología pretende acercarse al cruyffismo, como así ha reconocido el entrenador de Las Palmas, Quique Setién, entre otros.
 
El reemplazo del entrenador en el banquillo barcelonista, tras el adiós anunciado ya de Luis Enrique Martínez, ha vuelto a abrir un abanico de opciones en el club que tienen el estilo cruyffista como prioridad, tanto por candidatos que han tenido algún contacto con la filosofía del holandés como opciones de preparadores que podrían adaptarse bien.
 
El primer aniversario de su deceso llega, casualmente, dos días después de que haya fallecido el presidente que lo fichó para el Barcelona en 1973, Agustí Montal, que murió el miércoles a la edad de 82 años.
 
El Barcelona y la familia Cruyff han encontrado muchos puntos en común desde que el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, tomase el mando para intentar recuperar la concordia con el extécnico, después de que éste rompiese por completo relaciones en el 2010 con la directiva de Sandro Rosell.