Ni el gato del Besiktas pudo detener a la máquina del Bayern de Múnich

Con ventaja para el Bayern por 2 a 0, el árbitro británico del encuentro, Michael Oliver, se vio obligado a detener el juego después de que el felino irrumpiera en el terreno de juego, en la zona situada detrás de la portería de los locales.

Publicado el
Jugadores del Bayern Múnich festejan luego del triunfo en Turquía. (Foto Prensa Libre: AFP)
Jugadores del Bayern Múnich festejan luego del triunfo en Turquía. (Foto Prensa Libre: AFP)

El incidente, que tuvo lugar en el minuto 50 del encuentro, se tomó con humor por los protagonistas y aficionados. El gato abandonó el campo pasado un minuto y el encuentro pudo retomarse.

Miles de gatos viven en las calles de Estambul, donde son respetados y alimentados por los habitantes de la ciudad del Bósforo, hasta el punto de ser considerados una de sus señas de identidad.

Pese a la derrota del equipo turco, la afición apoyó en todo momento a su equipo.

La superioridad del equipo alemán quedó plasmada en el terreno de juego. 

Jugadores del Bayern Múnich observan el gato que se metió a la cancha. (Foto Prensa Libre: AFP)

Heynckes ya suma once triunfos seguidos en la competición continental. El técnico alemán ha llegado a dos finales de la Champions League en las dos temporadas que ha disputado con el Bayern la competición continental. Ahora, de momento, sigue su camino con paso firme y batiendo récords. 

Un gato salta a una valla publicitaria del estadio durante el partido de vuelta de octavos de final entre el Besiktas Estambul y el Bayern de Munich. (Foto Prensa Libre: EFE)

El Bayern volvió a meterse en los cuartos de final de la Uefa Champions League después de eliminar al Be?ikta? con un contundente 8-1 en el global de la eliminatoria. Los goles fueron de Thiago Alcántara, autogol de Gökhan Gönül  y selló la cuenta Sandro Wagner para los alemanes. Vágner Love descontó para los turcos.

Un gato salta a una valla publicitaria del estadio durante el partido de vuelta de octavos de final entre el Besiktas Estambul y el Bayern de Munich. (Foto Prensa Libre: EFE)
La ciudad de los gatos

Miles de gatos viven en las calles de Estambul, donde son respetados y alimentados por los habitantes de la ciudad del Bósforo, hasta el punto de ser considerados una de sus señas de identidad. Muchos le llaman la ciudad de los gatos, por la gran cantidad de estos felinos. 

Además, por la creencia religiosa, alrededor del 96% de la población está declarada como musulmana y que respeta mucho a los gatos. Los gatos se han vuelto algo tan característico de la ciudad.Es algo normal, habitual y ningún residente se extraña de ver cientos de gatos deambulando por las calles.

Para los turistas sí ha sido un hecho que no pasa desapercibido, porque la cantidad de gatos es descomunal. 

Contenido relacionado:

>Roma vuelve a los cuartos de final diez años después

>Así surge la idea de protestar con la camisola de la Selección Nacional

>¿Neymar quiere regresar al Barcelona o jugar en el Real Madrid?