Comercio: Qué puede Guatemala venderle a Europa

Cada valor de una ciudad se puede plantear por la valoración de sus vecinos, por el valor que le dan los usuarios externos que ven en la ciudad las posibilidades de crecimiento personal y/o económico.

Fanny D. Estrada
Fanny D. Estrada

El viernes pasado se dio a conocer que la Comisión de Relaciones exteriores del Parlamento Europeo voto a favor de la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación entre Europa y los países de Centroamérica, incluyendo Panamá.

Este es un acuerdo que tiene tres pilares. Uno sobre el Comercio, el otro sobre aspectos Políticos como democracia, gobernabilidad, seguridad, criminalidad, etcétera; y el tercero, la Cooperación. Este enfoque de carácter más amplio no es nuevo entre ambas regiones. Por largos años se llevó a cabo de esa forma, en el Diálogo conocido como de San José.

Centroamérica, desde el inicio de estas negociaciones, buscó un Acuerdo que a través del incremento del comercio creará oportunidades para generar crecimiento y desarrollo de los países. Es mundialmente reconocido que el Comercio hace que aumente la producción, los empleos y el ingreso.

Europa tiene el atractivo de que es un gran importador de productos de países provenientes de regiones como la centroamericana.

Cuenta con 503 millones de consumidores sofisticados. Los vegetales, como arvejas, ejotes okras, espárragos, berenjena, brócoli y coliflor, son muy apetecidos.

Hablando de frutas, Alemania es el mayor importador, seguido de Reino Unido, Francia Bélgica y Holanda. Europa consume el 47% de la producción mundial de melones; el 48% de los mangos, el 57% de las piñas y el 52% de las moras producidas en todo el planeta.

En cuanto a flores y plantas el porcentaje es similar, las cuales ingresan por Holanda. La Unión Europea importa el 24% del té verde del mundo e importa el 54% del té negro. Es la región que más valora la alta calidad del café guatemalteco.

Para productos manufacturados elaborados en Guatemala las posibilidades están en bebidas, conservas, confitería, aceites esenciales, cosméticos, materiales de construcción, pinturas, cuero, hule y caucho; productos farmacéuticos, productos de limpieza, metal, papel, plásticos, productos químicos, vidrio, velas, muebles de madera, tarimas y paletas; madera aserrada, ataúdes, cestas, pisos, sillas, puertas, partes y componentes de muebles. El promedio de consumo per cápita de muebles es de €165.

Al mercado de la UE le gustan los muebles étnicos, coloniales, de ratán, de oficina, con materiales naturales, candelabros. Europa consume alrededor de 390 mil toneladas de candelas por año. En cuanto a ropa que importan de países pequeños, está la ropa casual, estando a la cabeza Alemania, Reino Unido, Italia, Francia y España.

El consumo de camarones y gambas como el de filetes de pescado se ha intensificado en los últimos años. La externalizarían de servicios tecnológicos, centros de llamadas, recreación, servicios médicos van en aumento. Guatemala ya presta a los europeos este tipo de servicios.

Todo lo anterior es una pasada muy rápida de las oportunidades que presenta el mercado europeo a donde exportamos $705 millones en el 2011. Europa está siendo abordada por las empresas guatemaltecas a través de la asistencia a Ferias internacionales y misiones de venta. Como ejemplo, el miércoles de esta semana regresan 20 empresarios de Turín, Florencia y Vicenza promoviendo alimentos y artículos de regalo y decoración artesanales. El congreso de Nicaragua ratificó el Acuerdo con Europa el 17 de este mes y esta semana es muy probable que llegue a nuestro congreso para ser aprobado y de esa forma iniciar el aprovechamiento de las condiciones negociadas.