Café guatemalteco entre primeros lugares en catación de Rainforest Alliance

La finca El Zapote y la Asociación de Desarrollo Económico y Social Los Chujes ( ADESC) destacan en la lista de los 10 mejores en el evento de Cata de Calidad de Rainforest Alliance, realizada en Nueva York a inicios del mes y cuyos resultados fueron anunciados ayer durante, el Desayuno Anual de Café Sostenible de Rainforest Alliance en la feria anual de Specialty Coffee Association of America (SCAA) en Houston, Texas.

La representación chapina compartió las mejores calificaciones con plantaciones cafetaleras con el sello Rainforest Alliance Certified en Colombia, Etiopía, Honduras, El Salvador, India y México.

Un total de 76 muestras de 10 orígenes fueron presentadas para el evento de cata de primavera, que se realizó en el InterContinental Exchange Grading Room, en la ciudad de New York a principios de abril. Un panel de expertos catadores, representando 150 años de experiencia combinada en la industria del café, participaron en el evento de dos días y medio. Las muestras fueron preparadas por Marty Curtis de Combustion Systems Sales & Service y los catadores utilizaron una aplicación innovadora de iPod – desarrollada específicamente para reducir el uso de papel durante la evaluación de los cafés – para registrar sus calificaciones.

La calificación más alta (89 puntos) la mereció el grupo Aguadas de Colombia. Ubicado en el bosque lluvioso andino del norte del país, el grupo tiene más de 1 mil 800 hectáreas bajo certificación, a una altitud de más de 2 mil 100 metros. Por primera vez en la historia de la Cata de Rainforest Alliance, todas las muestras obtuvieron calificaciones mayores a 80, el umbral para el café especializado. Catorce muestras obtuvieron marcas de 85 o superiores, una indicación de que las prácticas de agricultura sostenible pueden contribuir a la producción de café de alta calidad.

La certificación de Rainforest Alliance requiere la implementación de criterios estrictos que cubren las mejores buenas prácticas sociales y ambientales en el manejo de la finca. Rainforest Alliance desarrolló su programa de Cata de Calidad en 2003, como un esfuerzo por enlazar el cultivo sostenible con la calidad del café.

“La certificación es más beneficiosa para las comunidades que cultivan café cuando el resultado es un producto de calidad y este es el caso con Rainforest Alliance”, explicó Linda Smithers, abanderada por muchos años del evento de Cata de Calidad de Rainforest Alliance y antigua presidenta de SCAA. “Cuando probamos el café producido con buenas prácticas, vemos consistentemente un producto de alta calidad”.