Torrejas, una delicia dulce

n plato típico de la Cuaresma. Su origen se remonta a la gastronomía romana del siglo I d. C. En el siglo XV, el dulce fue mencionado por el poeta y músico Juan del Encina: "Miel y muchos huevos para hazer torrejas". Se usaba para la recuperación de las mujeres tras el parto. Dos centurias después aparecieron las primeras recetas en libros.En Alemania se les conoce como "caballeros pobres"; en Francia, "pan perdido"; y en Inglaterra, "pobres caballeros de Windsor". A Guatemala llegaron de manos de los españoles.

Por JULIETA SANDOVAL

<p>(Foto Prensa Libre: Ángel Elías)<br _mce_bogus="1"></p>
(Foto Prensa Libre: Ángel Elías)

INGREDIENTES (6 PERSONAS)

- 6 panes dulces, de torta o mollete

- 6 huevos

- 1/2 botellita de aceite o el

suficiente para freír los panes.

PARA LA MIEL

- 1 litro de agua

- 1 taza de azúcar

- 1 raja de canela

- 4 clavos de olor

- 2 pimientas gordas

- 1 pedacito de jengibre

- colorante vegetal

PREPARACIÓN

Bata las claras de huevo. Cuando estén a punto de turrón, agregue las yemas y dos cucharaditas de harina —opcional—. El pan se cubre con lo batido. Minutos antes se pone a calentar el aceite en una sartén, y cuando esté bien caliente, deje caer los panes envueltos en huevo. Fría durante dos o tres minutos. Sáquelos y colóquelos en un plato con papel absorbente.

Para la miel: en una olla agregue el agua y el azúcar, un pedacito de panela —opcional—, canela, clavos, pimienta y jengibre machacado, hasta que hierva. Deje reposar.

A los panes se les agrega la miel y se les coloca el colorante para decorarlos.