Suban- ik

Este platillo de San Martín Jilotepeque, Chimaltenango, el cual ya existía en 1770, según se tiene conocimiento, se caracteriza por su minuciosa elaboración y la variedad de carnes. Es una pieza valiosa de la gastronomía nacional que fue considerada el plato de los reyes. La hoja de mashán y los chiles son los ingredientes claves y le dan un sabor sin igual.

Por HILDA RODAS

<p>(Foto Prensa Libre: Erlie Castillo)<br _mce_bogus="1"></p>
(Foto Prensa Libre: Erlie Castillo)

INGREDIENTES

- 1 libra de bolovique

- 1 libra de posta de marrano

- 1 libra de pollo

- 12 tomates

- ½ libra de miltomates

- 3 chiles pimientos

- 3 chiles pasa

- 3 chiles guaque

- 3 cabezas de ajo

- hojas de mashán

PREPARACIÓN

Corte las carnes y colóquelas en una olla con agua. Cocine por 30 minutos. Retire del fuego y reserve el caldo.

Para la salsa, ase los tomates, chiles, miltomates y el ajo, y luego licúelos o muélalos en piedra, con un poco del caldo de las carnes. El espesor y color dependerá del procedimiento que utilice al moler los ingredientes.

Coloque la salsa en una olla. Por aparte, en un recipiente, eche el achiote y disuelva con otra parte del caldo. Vierta las carnes ya cocidas y el recado de achiote en la olla de la salsa preparada, sazónelas con sal y pimienta al gusto.

Por último, coloque la hoja de mashán encima del recado y tape para que termine su cocimiento a vapor, por 30 minutos más. Los lugareños de San Martín solían envolver la olla con el recado en las hojas y enterrarla en esta parte del proceso, para obtener un mejor sabor. Para un suban- ik rojo y brillante, la clave es la cantidad de chiles.