Cuál es el fenómeno detrás de los numerosos temblores en los departamentos afectados por Eta e Iota

Los sismos tienen magnitud de entre 3 y 4.6 grados Richter, según Insivumeh.

Archivado en:

Insivumeh
Los temblores se concentran en la Franja Transversal del Norte. (Imagen: Insivumeh)
Los temblores se concentran en la Franja Transversal del Norte. (Imagen: Insivumeh)

Departamentos del norte de Guatemala afectados por los eventos climáticos Eta e Iota han presentado este mismo mes al menos 45 temblores, sin causar daños.

El Insivumeh explicó que el fenómeno se denomina actividad sísmica cortizal, que significa que son temblores de corta magnitud y cercanos a la corteza terrestre -menos de 35 km-.

Esa actividad ha estado presente en Huehuetenango, Quiché, Verapaces e Izabal.

Lea también | Frente frío afectará al país en los próximos días

Durante este noviembre solo se han reportado sensible cuatro de esos 45 temblores y es posible que haya habido más, pero tienen baja magnitud y no alcanzan a ser registrados por los instrumentos.

Fallas que lo originan

Los temblores han oscilado de entre 3 y 4.6 grados Richter y el Insivumeh estudia si la falla geológica que ocasiona esta actividad es la de Chixoy-Polochic, Motagua o Jocotán-Chamalecón.

Pero el Insivumeh aclara que este fenómeno es normal y no tiene relación con la saturación de suelos, algo que ha sido motivo de preocupación a causa de las autoridades y pobladores damnificados por los eventos climáticos.