Temporada de lluvia ha dejado 28 muertos y más de dos millones de afectados en Guatemala

Más de dos millones de personas han resultado afectadas y al menos 28 han muerto durante la temporada de lluvia en Guatemala.

Publicado el
Lluvia en Guatemala
La temporada de lluvia en Guatemala ha dejado al menos 28 muertos, según autoridades. (Foto Prensa Libre: Conred)

La intensa temporada de lluvias en Guatemala ha dejado desde mayo 28 muertos y más de dos millones de afectados, especialmente por deslaves de tierra en poblados indígenas, informó este sábado la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Un recuento de la institución detalla que entre el viernes y el sábado se registraron 15 incidentes asociados a las lluvias, principalmente inundaciones, dijo a periodistas el vocero de la entidad, Rodolfo García.

“El departamento más impactado por las lluvias ha sido Izabal y el municipio de El Estor, se reportan cinco inundaciones y daños en la producción agrícola de cultivos”, agregó.

Además, se han registrado deslizamientos de tierra en los departamentos de Guatemala, Alta Verapaz y Retalhuleu. 

Según el informe, hasta el momento se han reportado 28 fallecidos, principalmente por deslaves de tierra, la mayoría (10) en el departamento de Alta Verapaz, así como cuatro desaparecidos y 14 heridos.

Entre los fallecidos por aludes figuran una madre y sus seis hijos, así como otros tres hermanos menores en dos regiones de población indígena, la más necesitada de Guatemala, donde casi 60% de los 17 millones de habitantes vive en la pobreza.

El funcionario comentó que 326 personas permanecen en cinco albergues. En todo el país hay más 1 mil 700 refugios que están dispuestos “para entrar en funcionamiento en caso de ser necesario”.

El documento de la Conred, ente a cargo de Protección Civil, también precisa los daños a la infraestructura: 5 mil 896 viviendas con daño leve, moderado y severo; 161 escuelas y 347 carreteras afectadas, además de cinco carreteras y 17 puentes destruidos.

Las lluvias han provocado flujos de lodo, inundaciones, colapsos estructurales, deslizamientos de tierra, hundimientos y fuertes vientos.

En Guatemala, el año pasado los incidentes asociados a las lluvias dejaron unos 35 fallecidos, tres desaparecidos, 17 heridos, casi 1,5 millones de personas afectadas y 11 mil 911 evacuadas.

Cada año, la temporada de lluvias que inicia a principios de mayo y suele extenderse a noviembre deja decenas y hasta cientos de muertes en Centroamérica, una de las regiones más vulnerables al cambio climático.