Proteger el medio ambiente asegura bienestar general

Expertos de entidades internacionales resaltan los beneficios que trae proteger los recursos naturales de un territorio que tiene una biodiversidad única.

De acuerdo con especialistas internacionales en cambio climático, Guatemala tiene una biodiversidad única, pero también muchas vulnerabilidades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
De acuerdo con especialistas internacionales en cambio climático, Guatemala tiene una biodiversidad única, pero también muchas vulnerabilidades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Guatemala es un país megadiverso y lleno de riquezas naturales, y protegerlas no solamente garantiza conservarlas, sino también brindar bienestar a la población al reducir la alta vulnerabilidad al cambio climático, generar trabajo y, por lo tanto, riqueza.

Zenia María Salinas Vallecillo, especialista en manejo de Recursos Naturales del Banco Mundial (BM), expuso: “Con su topografía diversa y clima tropical que permite la existencia de remarcable biodiversidad, Guatemala es reconocido como uno de los 19 países megadiversos a nivel mundial.

Guatemala tiene el mayor porcentaje de especies endémicas de Centroamérica, las cuales no se encuentran en ninguna otra parte del mundo”.

La experta internacional explicó que el reto más grande que tiene el país es proteger sus bosques de la deforestación y el cambio de uso del suelo.

Precisó que otros retos ambientales considerables son la contaminación de aguas superficiales y la falta de disposición de desechos sólidos en rellenos sanitarios, así como las limitadas capacidades institucionales para abordar el riesgo a desastres naturales.

Vea también:  Cocodrilo sorprende a turistas que visitaban el Parque Nacional Tikal

Para Salinas Vallecillo, el escenario que el país puede afrontar, si no cuida sus recursos naturales, es desalentador.

“La pérdida de bosques y los recursos naturales asociados causaría sequías, agudizaría la pobreza y aumentaría la migración de las poblaciones rurales a las ciudades y a otros países”, acotó la experta.

Jorge Omar Samayoa, especialista de cambio climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ratificó que invertir en conservar el medio ambiente es asegurar los servicios que los bosques prestan a la población.

“Uno de los beneficios más importantes que el país obtiene cuando invierte en los bosques es asegurar la provisión de agua. La cobertura forestal también se debe valorar, pues es un generador de empleo con plantaciones agroforestales”, señaló el especialista.

Agregó que otros beneficios es que puede coadyuvar en la seguridad alimentaria y la protección del suelo.

Samayoa también destacó que todos esos beneficios se vinculan directamente con la reducción de la vulnerabilidad al cambio climático.

“El país ya presenta un problema de déficit hídrico, y con el cambio climático se hará más severo, por lo que los bosques juegan un papel amortiguador”, aseveró.

También lea: Tala ilegal en selva petenera continúa pese a denuncias

Además, indicó que si bien el Estado representa un papel fundamental en el cuidado y conservación del ambiente, este es un trabajo de la sociedad entera, porque todos contribuyen a su degradación.

Efectos del cambio climático

Expertos del Banco Mundial exponen que Guatemala se considera un “punto caliente” para el cambio climático en los trópicos, ya que los valores extremos de temperatura y precipitación han cambiado varias veces en los últimos 40 años, afectando de manera desproporcionada a las comunidades rurales pobres e indígenas.

El cambio climático exacerbará esta tendencia, posiblemente resultando en una mayor frecuencia o intensidad de inundaciones y sequías, y aumenta la frecuencia y severidad de eventos naturales.
Entre estos preocupan las inundaciones, deslizamientos, falta de agua y alimentos.

Contenido relacionado

> Narcos provocan incendios forestales en áreas protegidas de Petén

> Turistas se asombran por jaguar que nadaba en el río Sarstún

> Incendios forestales no dan tregua a la Biosfera Maya

1

Mario Acevedo Hace 6 meses

Hay que reducir la poblacion a los niveles de los 80 del siglo pasado, a mas poblacion mas demanda de recursos, aunque le duela a los religiosos, sino seguiremos al despeñadero.