“Una princesa que Dios nos mandó”: Bebé abandonada en zona 15 ya tiene una familia que la cuide

La niña recién nacida que fue encontrada en una calle de la zona 15 capitalina se encuentra en el seno de una familia sustituta desde hace un mes.

Bebé que fue abandonada en el Bulevar Vista Hermosa, zona 15, se encuentra con una familia sustituta. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
Bebé que fue abandonada en el Bulevar Vista Hermosa, zona 15, se encuentra con una familia sustituta. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Tenía cuatro días de nacida cuando fue abandonada en el bulevar Vista Hermosa. Estaba en la banqueta envuelta en una colcha. No se sabe cuánto tiempo pasó en ese lugar a la intemperie. Una llamada anónima alertó a los socorristas, que contactaron a la Procuraduría General de la Nación (PGN).

El protocolo establece que los pequeños hallados en la vía pública deben ser trasladados a un centro hospitalario para verificar su estado de salud en un lapso de 72 horas. Afortunadamente la pequeña -que aún tenía el cordón umbilical- estaba sana.

Para evitar la institucionalización de los niños que son abandonados, existe el programa de Familias Sustitutas, coordinado con la Secretaría de Bienestar Social (SBS). Gracias a eso es que la bebé que fue localizada en la zona 15 ya es parte de él.

Amor sin condiciones

“Una de mis preocupaciones era saber si yo era capaz de darle el amor que ella necesita, amor de madre. Para mi sorpresa, es como si ella hubiera salido de mi vientre. El amor es igual”, dice conmovida Emma, quien junto a su esposo Álvaro abrieron las puertas de su corazón y de su hogar a “la bebé”, como le dicen de cariño.

Fue en septiembre pasado que la pareja decidió ser parte del programa. Su hija mayor los empujó a inscribirse. Luego de varios estudios, los aceptaron para acoger a un niño cuyos derechos han sido vulnerados y necesita del calor de una familia para continuar con su desarrollo.

Le puede interesar: Convocan a familias del occidente para albergar a niños

El 14 de febrero pasado los llamaron para poner en sus brazos al “pequeño angelito” que fue localizado en la zona 15. Ya habían olvidado lo que era cambiar pañales o dar biberón, pues su hija menor tiene 10 años, sin embargo, “revivir” la experiencia representó para esta familia una “bendición”.

“Recuerdo bien ese primer día. Lloré de la emoción”, dice Emma, que sin conocer a la niña, sintió que ya había un lazo especial que las unía. “Estoy consciente de que soy mamá temporal”, reconoce. “La bebé vino (a su hogar) como una princesa que Dios nos mandó. Dejará una huella grande en nuestra vidas”, agrega.

La pequeña pesaba cinco libras cuando fue rescatada, pero con los cuidados que le han dado su peso ya es de 11 libras. Se le ve sana y duerme tranquila en los brazos de Álvaro, quien durante esta entrevista la sostiene con ternura mientras le da el biberón.

“No podemos criticar a la familia que la abandonó, no sabemos las circunstancia que los llevó a hacerlo, pero si Dios nos permite tenerla, lo cuidaremos”, comenta el padre de familia, quien al llegar a casa después de la jornada laboral lo primero que ahora hace es buscar a la niña, cargarla y llenarla de mimos. Los mismo hacen sus tres hijas después del colegio.

La familia completa está involucrada en el cuidado de la menor, todos se ocupan de alimentarla, arrullarla, bañarla y vestirla. “Mientras uno le levanta las piernitas, otro la limpia y otro más le coloca el pañal”, relata la mamá, quien está consciente de que su casa es un “nido temporal” y solo la cuidarán por unos meses, pues el programa establece que el tiempo en que una familia sustituta puede acoger a un niño es de seis meses y extenderse, en algunos casos, hasta año y medio, mientras son ubicados en un hogar definitivo o se encuentra a un miembro de su familia extendida que los cuide.

La pequeña que fue rescatada tiene un mes, y ya pesa 11 libras. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

 

“En muy pocos casos se ha identificado a la persona que abandona (a un niño), porque el proceso judicial indica que se tiene que certificar lo conducente al Ministerio Público por el abandono del niño, y se tiene que abrir un proceso de investigación en torno a ese abandono. El problema es que los dejan en lugares donde no hay cámaras, no hubo testigos y no se logra identificar las causales. Si se llega a identificar a la persona que está abandonando puede someterse a un proceso de tipo penal”, dijo Marwin Bautista, subsecretario de la SBS.

Programa de familias sustitutas

De acuerdo con Bautista, actualmente hay 96 familias acreditadas que están dispuestas a acoger a un niño cuyos derechos han sido violentados. Gracias al programa se han acogido en hogares temporales a 75 niños.

“El año pasado, en el último semestre, el 100% de los niños que fueron abandonados llegaron a una familia sustituta, esto es importante porque no quedaron en condición de institucionalización”, menciona.

En julio pasado se aumentó al estipendio que la SBS entrega a estos hogares temporales y ahora se dan Q500 más, junto al seguimiento multidisciplinario. “Hicimos un cambio en el reglamento para poder darles Q1 mil 500 mensuales”, refirió Bautista.

  • Perfil de las familias de acogimiento

    Conformadas por personas en el pleno goce de sus derechos civiles y capacidades emocionales.
    Contar con las condiciones económicas para cubrir las necesidades de su grupo familiar.
    Debe tener claridad y saber que existe una diferencia entre acogimiento temporal y adopción.
    Ser mayores de edad, guatemaltecos, o extranjeros con residencia permanente en Guatemala.
    Podrán ser unidas en matrimonio civil, unión de hecho y personas solteras.

 

  • Cuáles son los requisitos

    Aprobación de estudio psicosocial.
    Fotocopia de Documento Personal de Identificación.
    En caso de extranjeros, fotocopia del documento de residencia permanente en Guatemala extendida por la Dirección General de Migración.
    Carencia de antecedentes penales y policíacos.
    Constancia de Registro Nacional de Agresores Sexuales (Renas) del Ministerio Público.
    Prueba de laboratorio de hematología completa.
    Constancia de ingresos económicos.
    Dos cartas de recomendación.
    Dos fotografías tamaño cédula a color.
    Cuenta en el Banco de Desarrollo Rural (Banrural).

 

Contenido relacionado

> Bebé fue abandonada en una calle de la zona 15

>Las diferencias de país que condicionan el futuro de las niñas

> Rescatan a niña que fue dada en adopción a través de un foro web

3

Jeka Juarez Hace 5 meses

Que Dios los bendiga a toda la familia, son un ejemplo de que hay amor al projimo todavia.

Jose G. Hace 5 meses

Con buenas intenciones y mucha racionalidad se pueden lograr grandes cosas en esta mi Guatemala, no somos pobres, es solo que hay muchos políticos ladrones.

LuiS Lllllppp Hace 5 meses

felicitaciones tienen muchas bendiciones de mi gran DIOS , se los juro.